Todo por la familia.

LEY 18.246 de UNION CONCUBINARIA


Se tratará de resumir en la forma mas clara posible la conferencia que dictó el día …/09/2008, el Dr. Gabriel Valentín, en la Sede de la Institución. Se agradece al Dr. Valentín que haya dispuesto generosamente de su tiempo para brindar su valiosa opinión sobre esta nueva ley que se ha puesto en vigencia a partir del 20/01/2008.-
Desde hace siglos, y en nuestro país, muchos años, se viene debatiendo la problemática de las vicisitudes que las uniones concubinarias, han producido y producen en el entramado social.-
Es muy importante destacar que, si bien ,en muchas ocasiones, se mira la unión concubinaria, como un grave problema, que incluso, destruye a las familias, tiene, por otro lado, otro ángulo de perspectiva que se aprecia, al considerar, que existen, y existieron, muchas uniones libres, que se conformaron, sin la destrucción de familias, o luego de que los matrimonios anteriores, ya se habían separado, desde larga data.- Se ha contemplado en el tejido social, innumerables casos, de parejas que, por muerte de unos de los integrantes, generalmente el varón, quedaban en situación de indigencia, ya que no se había previsionado la situación de la pareja y los hijos. Estos son los casos mayoritarios y que fundaron el amparo de la ley.-
En el período anterior a la vigencia de la ley, o sea hasta el 19/01/2008, la situación, tal como lo planteó el Dr. Valentín, se resolvía a través de un juicio, llamado de enriquecimiento injusto o indebido, por el cual, el concubino o concubina, superviviente o abandonado, reclamaba, en juicio, la parte de los bienes que había ayudado, con su esfuerzo, (trabajo, dinero u otros elementos), a adquirir. En este juicio se debía probar, el concubinato, llamado en el latín, “more uxorio”, que fuera comprensivo del techo, del lecho y de la mesa, o sea la manutención de la pareja e hijos, si los había.- Los antecedentes lejanos se remontaban a una Sentencia del Dr. Armand Ugon, del año 1951 y otra muy reciente del Dr. Cavalli, ( Familia 21º Turno), que le reconocían a la concubina los derechos a una buena parte de los bienes que se compraron durante el tiempo que duró el concubinato. Ese concubinato no requería de ningún plazo especial de existencia. Por supuesto debía haber pasado un lapso prudencial, durante el cual se habían adquirido los bienes.-
Por cierto que, no se podían reclamar seguros sociales, ni Pensiones, ni partes en las sucesiones.-
NUEVA LEY:
La nueva ley, exige 5 años mínimos de unión concubinaria. Y a efectos de esta ley, dice el art.2º, que se considera, “unión concubinaria a la situación de hecho derivada de la comunidad de vida de dos personas- cualquiera sea su sexo, identidad, orientación u opción sexual- que mantienen una relación afectiva de índole sexual, de carácter exclusiva, singular, estable y permanente, sin estar unidos por matrimonio entre si y que no resulta alcanzada por los impedimentos dirimentes establecidos en los numerales1º, 2º, 4º y 5º del art.91 del Código Civil”.( impedimentos: falta de edad, de consentimiento, parentesco en línea recta, parentesco en línea transversal de hermanos legítimos o naturales).-
Los concubinatos separados antes del 19/01/2008, se rigen por la ley anterior. Los que aún se encuentran en esa situación, completarán el tiempo de 5 años, o no. Si no lo completan, también se regirán por la ley anterior, ( enriquecimiento indebido).
O sea que se analizarán los casos comprendidos en la ley, Con 5 años de concubinato, comunidad de vida, como concubinos, porque recuerden que esta comunidad de vida puede coexistir con el matrimonio de uno de los concubinos con otra persona. Pueden ser del mismo sexo. En todos los casos se requiere la existencia de relaciones sexuales, luego habrá que probarlo. Debe ser singular, exclusiva, estable.-
Se ha legislado en el sentido de exigir que todos esos requisitos deben ser probados en un juicio de reconocimiento. Uno contra el otro, o pueden ponerse de acuerdo y presentarse juntos, con demanda y contestación, como el divorcio, pidiendo el reconocimiento y manifestando la fecha de iniciación del concubinato. Deberán hacer un inventario de los bienes que compraron juntos y con el esfuerzo mutuo o declarar que no compraron nada.- Luego se inscribe en el Registro de Actos Personales - Regímenes Matrimoniales y Unión Concubinaria.- Esa inscripción genera el nacimiento de la unión concubinaria para los demás.-
Lo mismo para disolver la unión concubinaria, si no hubo reconocimiento, se presentan con demanda y contestación, o uno de ello contra el otro, y declaran los bienes adquiridos juntos para el inventario. Deben declarar la fecha de iniciación del concubinato. Debe realizarse inventario de todo. También se inscribe.-
Una vez inscripto, les otorga ciertos derechos consistentes en: alimentos recíprocos, sociedad de bienes, ( como el matrimonio), impedimentos de contratar entre sí, derechos hereditarios, derechos a la seguridad social, ( se genera Pensión, BPS u otras Cajas).-
La Ley les ha otorgado derechos sucesorios en la sucesión del concubino/a, fallecido/a, en la cual concurrirá con el cónyuge sobreviviente, si lo hay, en proporción a los años de convivencia.-
Si el sobreviviente tiene mas de 60 años y ha convivido por 10 años, con el fallecido, se le acuerda derecho real de uso y habitación sobre el inmueble del fallecido, o de los dos. (art.881, C.C.).-
En los tiempos que vivimos, en los cuales, proliferan mas los concubinatos que los matrimonios, esta ley viene a equiparar los derechos de los integrantes de la pareja, a fin de nivelar las desigualdades y evitar que tanto las concubinas, abandonadas o en la indigencia por fallecimiento del concubino, y sus hijos, queden en la mas absoluta miseria económica.
Pese a que aparece como una ley fruto de transacciones de diversos sectores y posturas filosóficas, en el plano general, viene a llenar un vacío, que cubre esas situación referidas, de mujeres, jefas de familia, que quedan solas afrontando el futuro de sus hijos y que deben ser amparadas en su situación real.-
Nuevamente el agradecimiento al Dr. Gabriel Valentín.-

Por: Mª Stella González

CONTÁCTENOS
José Enrique Rodó 2115
C.P. 11.200 Montevideo
Uruguay


Tel.: 2400 0681 - 2409 9790
E-mail: cief@adinet.com.uy