Todo por la familia.

EL CIEF QUIERE DECIR GRACIAS

Homenaje para Ana María Castillo de Gelsi Bidart

Gracias por la entrega, el compromiso, la solidez, la humildad, la tenacidad, y podríamos seguir nombrando todos los valores y en todos ellos encontraríamos las cualidades de Ana María Castillo de Gelsi Bidart.


Poner por escrito lo que en una vida de 90 años se ha hecho por nosotros, por los otros y por todo aquel que se ha puesto en su camino es imposible. Pero no decir nada es dejar pasar una oportunidad de demostrar ¡que se puede!


Fuimos muchas las personas que a lo largo de estos años nos encontramos con Ana María y el Cief, llegamos de diferente forma, unos buscando ayuda, para ellos mismos o para sus familias; otros, desorientados o perdidos, no encontrando un camino por donde encausar sus vidas; otros buscando un lugar donde preparase, ya que habían visto u oído de la obra que allí se realiza, y deseaban aprender y seguir los pasos de quien tan bien lo hacía.
Y nos encontramos con una Casa que no solo servicio y orientación ofrecía, si no que nos invitaba a vivir la vida de la “Sagrada Familia”.


En el Cief, en todos sus cursos, ya sea Orientadora Familiar o Pedagogía, en todos los servicios, Psicología, Jurídica, Administración, Extensión, Comunicación y el excelente servicio de la Secretaría, lo esencial es la persona.
La labor común es potenciar a esa persona ofreciéndole el espacio y las herramientas necesarias para llevar adelante su vida; las mismas herramientas que en su momento Ana María descubrió en sí misma.


Luego junto al padre Richard, el matrimonio Juan Gallinal y Sra. y el matrimonio Federico Soneira y Sra. y el invalorable servicio, y gran aporte del Dr. Adolfo Gelsi Bidart y su Señora Ana María Castillo crearon el CIEF.
Pero Ana María luego tomó sobre sus hombros y llevó adelante con gran fortaleza lo que hoy es el Cief.


Con un gran respeto por el que sufre, se preparó y con gran entusiasmo y sacrificio luchó para hacer realidad esta gran Obra, cuidándola y queriéndola como se quiere a un hijo. Hoy a 43 años de su creación, nos demuestra que con Amor, Entrega, Perseverancia y mucha paciencia, se puede.
Nos dice San Juan capitulo 15;


…”Ustedes no me eligieron a mí, He sido yo quien los eligió a ustedes y los preparé para que vayan y den fruto… Y ese fruto permanezca”
Damos gracias a Dios por haber elegido a quienes fundaron el Cief, y luego es un honor y una alegría el haber sido elegidos para trabajar junto a este equipo de gente que lucha, estudia y confía en la Familia.
Damos gracias a Dios por Ana María, quien supo llevar el Evangelio, sin letra ni discurso sino regalándonos la posibilidad de ir conociendo a Jesús a través de su vida, su actuar, su alegría, sus rezongos, sus aciertos y sus errores, que no los escondía sino que los corregía y nos enseñaba a pedir perdón.
¡Gracias Ana María! Gracias en nombre de todos, por ofrecernos y regalarnos lo mejor de ti. Por permitirnos crecer a tu lado y seguir en el camino que comenzaste.

CONTÁCTENOS
José Enrique Rodó 2115
C.P. 11.200 Montevideo
Uruguay


Tel.: 2400 0681 - 2409 9790
E-mail: cief@adinet.com.uy