Todo por la familia.

Artículos

MISA DE ANA MARIA!


Queremos decirte gracias Ana María. Como no darte las gracias!!! Si tu nos diste la oportunidad de darle”un sentido de servicio a nuestras vidas”. La oportunidad de formarnos para servir a las personas. De convertirnos en Orientadoras Familiares y poder cumplir esa misión maravillosa de poder escuchar a la gente que no tiene quien la escuche, a la gente que llega abrumada por su dolor. Como dijo Juan Pablo II “el vuestro es un compromiso que merece la calificación de misión, por lo noble que es la finalidad que persiguen”
Como no darte las gracias, si nos diste la oportunidad de aprender a trasmitir en los cursos de comunicación, que ayudan a tanta gente “a darse cuenta”, de la forma errada de tratar a sus hijos y la forma de cambiar de actitud en su familia.
A través de los cursos, tenemos la oportunidad de transmitir los valores permanentes que son los que construyen la familia.
La familia tan bombardeada por los antivalores…..
Y sentimos una satisfacción enorme, después que el Padre Estevez, al comienzo del año nos dijo:”para evangelizar, no es necesario ir a leer el evangelio, que nosotros evangelizamos a través de nuestra obra”.
Como no darte las gracias, gracias en nombre de toda la familia C.I.E.F.

[+] Seguir Leyendo

Familia uruguaya: cualquiera sea tu preocupación, acá estamos para ayudarte !!!


Queremos contarles que somos una organización no gubernamental sin fines de lucro, que hace mas de cuarenta años trabaja en pos de las familias uruguayas en conflicto, ayudándolas desde el consultorio, en la escucha y apoyo tanto psicológico como jurídico. Son muchas las familias y las parejas con diferentes problemáticas que pasan por nuestra institución, y muchos los niños y jóvenes que reciben atención de especialistas.

Consideramos que la sociedad en la que vivimos los uruguayos, necesita palabras de orientación para rescatar los valores de la familia, por eso
37 Orientadoras Familiares trabajan en forma anónima y desinteresada, atendiendo a la familia en su conjunto, las cuales son apoyadas por un equipo de 28 Psicólogos/as, 2 Abogados, 1 Escribana, Docentes y Asistentes Sociales Familiares.

La Orientación Familiar es un servicio voluntario, con énfasis en lo vocacional y gratuito.
No hay situación humana que nos sea ajena. La demanda de orientación familiar crece cada día… afortunadamente también aumentan las voluntarias para llevar esta acción adelante. Es así que “Trabajando juntos por la Familia”,formamos gente con espíritu solidario, desde los diferentes departamentos que componen al CIEF, a través de los Cursos de Formación y Crecimiento Personal.



Creemos que la Familia en el futuro seguirá necesitando ayuda,
ya que las problemáticas que la aquejan,
responden en su mayoría a los procesos propios de la globalización.

¡Es un gran desafío para el CIEF acompañar a las familias en este mundo de constantes cambios, así como buscar respuestas para las nuevas realidades familiares!
Año a año, nuestra Institución abre sus puertas para todos aquellos que con
“Espíritu Solidario”, quieran acercarse.

[+] Seguir Leyendo

EL HOMBRE MAS FELIZ DEL MUNDO

Nos hemos acostumbrado a creer que la felicidad es una especie de competencia olímpica para tener más, ser más exitoso, sentir más placer y hacer más cosas...
El hombre más feliz del planeta es un individuo que vive en una celda de dos por dos, no es dueño ni ejecutivo de ninguna de las compañías del Fortune 500, no tiene relaciones sexuales desde hace más de 30 años, no vive pendiente del celular ni tiene Blackberry, no va al gym ni maneja un BMW, no viste ropa de Armani ni Hugo Boss, desconoce tanto el Prozac como el Viagra o el éxtasis, y ni siquiera toma Coca-Cola.
En suma: el hombre más feliz del planeta es un hombre que no tiene dinero, éxito profesional, vida sexual, ni popularidad.
Su nombre es Matthieu Ricard, francés, occidental por nacimiento, budista por convicción y el único entre cientos de voluntarios cuyo cerebro no sólo alcanzó la máxima calificación de felicidad prevista por los científicos (-0.3), sino que se salió por completo del "felizómetro": -0.45.
Los 256 sensores y decenas de resonancias magnéticas a las que Ricard se sometió a lo largo de varios años para validar el experimento no mienten:
Allí donde los niveles en los simples mortales es muy alto, - estrés, coraje, frustración - en el cerebro de Ricard, estas sensaciones negativas sencillamente no existen.
Por el contrario, ahí donde la mayoría de voluntarios mostró bajísimos niveles -satisfacción y plenitud existencial-, Ricard superó todos los índices.
Esto es, en todas y cada una de las sensaciones positivas, dando origen al título de "el hombre más feliz del planeta" (www.elmundo. es, 22 de abril)
Lo paradójico del caso no es que él sea un hombre tan feliz, sino cómo llegó a serlo:
Desprendiéndose de todo aquello en lo que los occidentales suponemos radica la felicidad: fe en un Dios salvador, éxito profesional, pericia científica, dinero, posesiones, relaciones humanas y consumo, consumo, consumo...
Y es que Ricard no es ajeno a nada de esto: hijo del miembro emérito de la academia francesa Jean François Revel, Ricard no se dejó deslumbrar por el ateísmo ilustrado de su padre, ni por su fe de nacimiento; tampoco sus estudios de genética celular en el Instituto Pasteur le trajeron la satisfacción deseada.
Con el mundo a sus pies y a punto de convertirse en una eminencia científica Un buen día decidió que ése no era el rumbo que él quería para su vida.
Se fue al Himalaya, adoptó el celibato y la pobreza de los monjes, aprendió a leer el tibetano clásico e inició una nueva vida desde cero.
Hoy es la mano derecha del Dalai Lama y ha donado millones de euros -producto de la venta de sus libros- a monasterios y obras de caridad.
Pero eso no es la causa, sino la consecuencia de su felicidad...
La causa hay que buscarla en otro lado, dice el jefe del estudio, Richard J. Davidson, y no es ningún misterio ni gracia divina:
Se llama plasticidad de la mente. Es la capacidad humana de modificar físicamente el cerebro por medio de los pensamientos que elegimos entretener.
Resulta que al igual que los músculos del cuerpo, el cerebro desarrolla y fortalece las neuronas que más utilizamos.
A más pensamientos negativos, mayor actividad en el córtex derecho del cerebro y en consecuencia, mayor ansiedad, depresión, envidia y hostilidad hacia los demás.
En otras palabras: más infelicidad autogenerada.
Por el contrario, quien trabaja en pensar bien de los demás y ver el lado amable de la vida, ejercita el córtex izquierdo, elevando las emociones placenteras y la felicidad.
Ricard advierte que no se trata de decidir ver la vida en rosa de un día para otro, sino de trabajar sistemáticamente en debilitar esos músculos de infelicidad que tanto hemos fortalecido creyéndonos víctimas del pasado, de los padres o del entorno, y paralelamente, comenzar a ejercitar los músculos mentales que nos hacen absoluta y directamente responsables de nuestra propia felicidad
(M. Ricard, En defensa de la felicidad, Ed.Urano).
Al final, los resultados del estudio de nuestra civilización consumista donde el Prozac se vende cuatro veces más que el Viagra - confirman ahora sí con pruebas científicas en mano, lo que humanistas y profetas de todas las épocas han venido diciendo ...sin que los científicos materialistas les dieran ni un mínimo de crédito..
.
A saber: que la felicidad es un asunto del espíritu.
- No depende de nada ni de nadie externo a la persona (Buddha)
- La clave para ser feliz mora en el interior de cada quien (Jesús)

- La felicidad es un hábito, o el resultado de varios hábitos (Aristóteles)


Ricard admite que su camino no es más que uno entre muchos, Pero advierte que ser feliz necesariamente sucede al dejar de culpar a los demás de nuestra infelicidad y buscar la causa en nuestra propia mente.

"Vivir las experiencias que nos ofrece la vida, es obligatorio; sufrirlas o gozarlas, es opcional".

[+] Seguir Leyendo

¿Conviene educar al niño en alguna religión?



He aquí una frase que oí el otro día a una persona muy agradable e inteligente, y que cientos de veces he oído a cientos de personas. Una joven madre me dijo: «No quiero enseñarle ninguna religión a mi hijo. No quiero influir sobre él; quiero que la elija por sí mismo cuando sea mayor». Ése es un ejemplo muy común de un argumento corriente, que frecuentemente se repite y que, sin embargo, nunca se aplica verdadera-mente. Por supuesto que la madre siempre estará influyendo sobre su hijo. De la misma manera, la madre podría haber dicho: «Espero que escogerá sus propios amigos cuando crezca; por eso no quiero presentarle ni a primas ni a primos».

Pero la persona adulta en ningún caso puede escaparse a la responsabilidad de influir sobre el niño; ni siquiera cuando se impone la enorme responsabilidad de no hacerlo. La madre puede educar al hijo sin elegirle una religión; pero no sin elegirle un medio ambiente. Si ella opta por dejar a un lado la religión, está escogiendo ya el medio ambiente; y además, un medio ambiente funesto y contranatural. La madre, para que su hijo no sufra la influencia de supersticiones y tradiciones sociales, tendrá que aislar a su hijo en una isla desierta y allí educarlo. Pero la madre está escogiendo la isla, el lago y la soledad; y, es tan responsable por obrar así como si hubiera escogido la sec-ta de los mennonitas o la teología de los mormones.

Es completamente evidente, dicen, para quien piense durante dos minutos, que la responsabilidad de encauzar la infancia pertenece al adulto, por la relación existente entre éste y el niño, completamente aparte de las relaciones de religión e irreligión. Pero la gente que repite esta fraseología no la piensa dos minutos. No intentan unir sus pala-bras con una razón, con una filosofía. Han oído ese argumento aplicado a la religión, y nunca piensan en aplicarlo a otra cosa fuera de la religión. Nunca piensan en extraer esas diez o doce palabras de su contexto convencional y tratar de aplicarlas a cualquier otro contexto. Han oído que hay personas que se resisten a educar a los hijos aun en su propia religión. Igualmente podría haber personas que se resistieran a educar a los hijos en su propia civilización. Si el niño cuando sea mayor, puede preferir otro credo, es igualmente cierto que puede preferir otra cultura. Puede molestarse por no haber sido educado como un buen sueco burgués; puede lamentar profundamente no haber sido educado como un Sandzmanian. De la misma manera puede lamentar haber sido educa-do como un caballero inglés y no como un árabe salvaje del desierto. Puede (con la ayuda de una buena educación geográfica), mientras examina el mundo desde China al Perú, sentirse envidioso por la dignidad del código de Confucio o llorar sobre las ruinas de la gran civilización incaica. Pero, evidentemente, alguien ha tenido que educarlo para llegar a ese estado de lamentar tal o cual cosa; y la responsabilidad más grave de todas es tal vez la de no guiar al niño hacia ningún fin.

En Charlas, II, Acerca de las nuevas ideas,
Obras completas I, Ed. Plaza Janés, pp. 1099-1100.
Tomado de: www.arvo.net

[+] Seguir Leyendo

Frente a un imaginario social, que nos llega a todos…

En el mundo moderno la evolución y el progreso van produciendo crisis.
El culto a la velocidad, el consumismo, las ambiciones en el universo de los negocios, van creando sin lugar a dudas, una cierta neurosis y psicosis que nos va invadiendo a modo de una gran “marea negra”.
Por qué decimos esto? Porque se va produciendo la extroversión de la familia hacia la calle, hacia el trabajo, porque aún cuando se está dentro de la casa, a través de la televisión se vive mirando hacia fuera.
Todo el mundo mantiene vivas en su memoria visual las espectaculares imágenes de la espantosa destrucción de las Torres Gemelas de Nueva York, donde unas tres mil víctimas inocentes, en pocos minutos perdieron la vida sin saber por qué...
El aumento de personas que consumen drogas es vertiginoso. En cuanto al alcohol, cada día cobra más víctimas por accidentes automovilísticos…
La violencia pasa de la pantalla a la realidad familiar. Las denuncias por violencia doméstica y los casos de niños maltratados, también están en permanente aumento.
Esta “marea negra” ensucia avasalladoramente la inocencia de los niños mediante la pornografía; los programas de TV que hacen apología de la violencia y de la vulgaridad, penetran en todos los hogares, a todas horas del día.
A los ancianos se les separa de la familia dejándolos muchas veces sumergidos en absoluta soledad…
La crisis familiar se inserta evidentemente, dentro del cuadro general de cambios y problemas a nivel mundial. Aparentemente, la familia y la vida sufren un menosprecio, son abatidas y deterioradas por mil factores y fuerzas diferentes, caóticas y desconectadas entre sí.
Esta crisis no nació de forma espectacular de un momento a otro. Por el contrario, se ha ido desarrollando por etapas y por un gran enunciado, ya que hemos cambiado los límites por una nefasta sentencia: “prohibido prohibir”.
Hasta acá, lo que acabamos de analizar no tiene por finalidad desanimar a quienes están llegando a esta lectura, sino por el contrario, entusiasmarlos para actuar, pues de ningún modo tenemos que posicionarnos como si se tratara de una situación irreversible, sino por el contrario, nuestro deber es concientizar para lograr dar un vuelco positivo a esta ola avasalladora y destructiva.
Como presupuesto básico para actuar en defensa de la familia, debemos comenzar señalando un aspecto muy positivo y estimulante de la realidad no suficientemente valorado. Esto es, que la mayoría de las personas viven o desean vivir, el modelo de familia ordenada, llena de vida y futuro promisorio.
No debemos quedarnos con la imagen de que la familia está en extinción, por el contrario nuestra acción debe bregar no sólo por detener este “proceso silencioso”, sino por restablecer la familia en su plenitud, como garantía y modelo para nuestros hijos y nietos, y como fundamento de todo futuro de la humanidad, sea cual sean las fórmulas que el progreso y el pensamiento humano nos depare.

[+] Seguir Leyendo

¿Cual es su hijo preferido?

Cierta vez preguntaron a una madre cuál era su hijo preferido, aquel que ella mas amaba.
Y ella, dejando entrever una sonrisa, respondió:

"Nada es más voluble que un corazón de madre.

Y, como madre, le respondo: el hijo dilecto, aquel a quien me dedico de cuerpo y alma...

Es mi hijo enfermo, hasta que sane.

El que partió, hasta que vuelva.

El que está cansado, hasta que descanse.

El que está con hambre, hasta que se alimente.

El que está com sed, hasta que beba.

El que está estudiando, hasta que aprenda.

El que está desnudo, hasta que se vista.

El que no trabaja, hasta que se emplée.

El que se enamora, hasta que se case.

El que se casa, hasta que conviva.

El que es padre, hasta que los críe.

El que prometió, hasta que cumpla.

El que llora, hasta que calle.

El que debe, hasta que pague.

Y ya con el semblante bien distante de aquella sonrisa,completó:
El que ya me dejó...

...hasta que lo reencuentre...

LA NUEVA GENERACION DE PADRES DE FAMILIA

Somos de las primeras generaciones de padres decididos a no repetir con los hijos los mismos errores que pudieron haber cometido nuestros progenitores.

Y en el esfuerzo de abolir los abusos del pasado, ahora somos los más dedicados y comprensivos, pero a la vez los más débiles e inseguros que ha dado la historia.

Lo grave es que estamos lidiando con unos niños más "igualados", beligerantes y poderosos que nunca existieron.

Parece que en nuestro intento por ser los padres que quisimos tener, pasamos de un extremo al otro. Así que, somos los últimos hijos regañados por los padres y los primeros padres regañados por nuestros hijos.

Los últimos que le tuvimos miedo a nuestros padres y los primeros que tememos a nuestros hijos. Los últimos que crecimos bajo el mando de los padres y los primeros que vivimos bajo el yugo de los hijos.

Lo que es peor, los últimos que respetamos a nuestros padres, y los primeros que aceptamos que nuestros hijos no nos respeten.

En la medida que el permisivismo reemplazó al autoritarismo, los términos de las relaciones familiares han cambiado en forma radical, para bien y para mal.

En efecto, antes se consideraban buenos padres a aquellos cuyos hijos se comportaban bien, obedecían sus órdenes y los trataban con el debido respeto. Y buenos hijos a los niños que eran formales y veneraban a sus padres.

Pero en la medida en que las fronteras jerárquicas entre nosotros y nuestros hijos se han ido desvaneciendo, hoy los buenos padres son aquellos que logran que sus hijos los amen, aunque poco los respeten.

Y son los hijos quienes ahora esperan el respeto de sus padres, entendiendo por tal que les respeten sus ideas, sus gustos, sus apetencias, sus formas de actuar y de vivir. Y que además les patrocinen lo que necesitan para tal fin.

Como quien dice, los roles se invirtieron, y ahora son los papás quienes tienen que complacer a sus hijos para ganárselos, y no a la inversa, como en el pasado.

Esto explica el esfuerzo que hoy hacen tantos papás y mamás por ser los mejores amigos de sus hijos y parecerles "muy cool" a sus hijos.

Se ha dicho que los extremos se tocan, y si el autoritarismo del pasado llenó a los hijos de temor hacia sus padres, la debilidad del presente los llena de miedo y menosprecio al vernos tan débiles y perdidos como ellos.

Los hijos necesitan percibir que durante la niñez estamos a la cabeza de sus vidas como líderes capaces de sujetarlos cuando no se pueden contener y de guiarlos mientras no saben para dónde van.

Si bien el autoritarismo aplasta, el permisivismo ahoga.

Sólo una actitud firme y respetuosa les permitirá confiar en nuestra idoneidad para gobernar sus vidas mientras sean menores, porque vamos adelante liderándolos y no atrás cargándolos y rendidos a su voluntad.

Es así como evitaremos que las nuevas generaciones se ahoguen en el descontrol y hastío en el que se está hundiendo la sociedad que parece ir a la deriva, sin parámetros, ni destino.

[+] Seguir Leyendo

15 de Mayo día Internacional de la Familia

Hoy se celebra el día de la Familia, en estos días escuchamos hablar sobre la familia en casi todos los medios de comunicación, por la educación o falta de ella, por la salud o su falta de atención, por los jóvenes, a nivel judicial, etc.
Pero que es la Familia, o mejor, ¿Familia quién eres? Si vamos al diccionario la Real Academia Española nos dice; “grupo de personas emparentadas entre sí que viven juntas”. Pero todos sabemos que la familia es mucho más que esto, debemos tener en cuenta lo que la familia realmente es y lo que desea ser.


Lo concreto de la familia son sus valores, su funcionamiento que debemos entender que cada familia es única, mantener la familia abierta buscando en cada miembro lo perfectible, sin intentar imitar lo perfecto que no existe, y potenciando cada esfuerzo particular que se volcará en el grupo.
Lo virtual es el AMOR, el afecto, ese cuidado que se da dentro del núcleo familiar, tanto en los niños como con los mayores. La apertura tanto a la procreación como a cobijar al necesitado, a compartir, a no medir esfuerzos, donde todo se realiza sin pensar en costos.
Pero vivimos en una sociedad con muchos problemas de pobreza, inseguridad, exclusión social, etc. Y la víctima silenciosa de estos problemas es la Familia.
La imposibilidad de brindarles a sus miembros un empleo digno, de satisfacer las necesidades básicas, traen como consecuencias la deserción escolar y liceal; jóvenes sin incentivo laboral. Unos se quedan en sus casas solos, sin sus padres, porque trabajan en dos o tres empleos, o porque no viven en la misma casa, aislados, frente a una computadora, a través de las redes sociales se dicen tener mil amigos Pero no logran la experiencia de tener el encuentro con el otro.
Otros jóvenes están en la calle, sin la preparación ni la protección familiar que los orienten y les faciliten la inserción sana en la sociedad, todas estas situaciones promueven la fractura de la familia y llegan a desarticularla.
Para solucionar esto se intenta institucionalizar a los chicos, con escuelas de horario completo desde los 2 años, niños que deben de competir por un juguete no con su hermano, sino con un montón de niños extraños que no son familia.
La familia es el lugar ideal donde el ser humano nace y muere, es el lugar donde el ser humano se muestra tal cual es. También es la más efectiva para prevenir, si se forman éticamente a los chicos y los padres asumimos la responsabilidad y nos damos cuenta que somos modelos y que nos debemos a ellos. Vemos con mucho dolor que hoy los hijos son olvidados en los centros educativos, y que los padres están delegando su función básica en la educación, ya que las escuelas son complemento de lo que se empieza en la familia
Reconocemos que la sociedad actual cuenta con diferentes modelos de familias, algunas muy distintas a la tradicional, debemos respetar y reconocer que si hay amor entonces es algo que tiene que ver con Dios.
Ante este desafío de la sociedad en que nos toca vivir, la familia debería ser la unidad central a la que se debe fortalecer para que sea capaz de sacar adelante el bienestar social. Fortalecer la familia es reconocer el pilar fundamental de la sociedad, es reconocer la necesidad de que la madre sea el centro de la familia, pero que pueda cumplir esa función con la confianza de poder brindarle a sus hijos las necesidades básicas con ternura y seguridad. Que tenga la oportunidad de criar a sus hijos por lo menos los primeros años de vida.
Goethe nos decía “Da más fuerza saberse amado que saberse fuerte”
Luchemos por la Familia, hay que buscar la forma de defenderla y darle la posibilidad de demostrar que es el ámbito más propicio para el cuidado de sus miembros.

¿QUÉ ES LA FAMILIA?

Es la que nos enseña.
La mesa de todos los días, el pan, el niño, la visita, el abuelo, la abuela, los silencios.
Aprender a decir papá...y decir una y otra vez mamá...y recibir de regalo mil sonrisas.
Es aprender a caminar, a leer la vida, a mirar el mundo, a respetar al otro.
Una familia es crecimiento cotidiano, adolescencia, discusuión, caricia, conflicto, permiso, castigo y reconciliación, disculparnos tantas veces como sea necesario y volver al amor y caer y necesitarse unos con otros.
Una familia es un sello de fuego grabado en la parte superior del alma.
Se aprecia y se valora hasta el infinito cuando no se tiene, y se reconoce lo que significa.
Es una “marca registrada” en las costumbres, en el vocabulario, en los ojos y en la personalidad. Es gozarse, contemplarse alegrarse mutuamente y abrazarse en la angustia.
Es el nacimiento y la enfermedad y el colegio y un amor y el trabajo y un juguete, una casa y otro amor y el paseo y las decisiones y los hijos y los nietos y mil sorpresas diarias.
Una familia es un juego de simpatías y son lágrimas de amargura.
Es desvelarse, vigilar, tener temores, sentir orgullo, morir y resucitar cien veces en cien mil oportunidades.
Una familia son las raíces del árbol hundidas profundamente en la tierra. Es el tronco que sostiene el peso del futuro son las ramas que se levantan suplicantes hacia el cielo. Es la savia que recorre, fortalece y alimenta el amor en todo instante.
Una regalo de Dios, para vivir siempre agradecidos.
Para devolverlo en AMOR


[+] Seguir Leyendo

LEY 18.246 de UNION CONCUBINARIA


Se tratará de resumir en la forma mas clara posible la conferencia que dictó el día …/09/2008, el Dr. Gabriel Valentín, en la Sede de la Institución. Se agradece al Dr. Valentín que haya dispuesto generosamente de su tiempo para brindar su valiosa opinión sobre esta nueva ley que se ha puesto en vigencia a partir del 20/01/2008.-
Desde hace siglos, y en nuestro país, muchos años, se viene debatiendo la problemática de las vicisitudes que las uniones concubinarias, han producido y producen en el entramado social.-
Es muy importante destacar que, si bien ,en muchas ocasiones, se mira la unión concubinaria, como un grave problema, que incluso, destruye a las familias, tiene, por otro lado, otro ángulo de perspectiva que se aprecia, al considerar, que existen, y existieron, muchas uniones libres, que se conformaron, sin la destrucción de familias, o luego de que los matrimonios anteriores, ya se habían separado, desde larga data.- Se ha contemplado en el tejido social, innumerables casos, de parejas que, por muerte de unos de los integrantes, generalmente el varón, quedaban en situación de indigencia, ya que no se había previsionado la situación de la pareja y los hijos. Estos son los casos mayoritarios y que fundaron el amparo de la ley.-
En el período anterior a la vigencia de la ley, o sea hasta el 19/01/2008, la situación, tal como lo planteó el Dr. Valentín, se resolvía a través de un juicio, llamado de enriquecimiento injusto o indebido, por el cual, el concubino o concubina, superviviente o abandonado, reclamaba, en juicio, la parte de los bienes que había ayudado, con su esfuerzo, (trabajo, dinero u otros elementos), a adquirir. En este juicio se debía probar, el concubinato, llamado en el latín, “more uxorio”, que fuera comprensivo del techo, del lecho y de la mesa, o sea la manutención de la pareja e hijos, si los había.- Los antecedentes lejanos se remontaban a una Sentencia del Dr. Armand Ugon, del año 1951 y otra muy reciente del Dr. Cavalli, ( Familia 21º Turno), que le reconocían a la concubina los derechos a una buena parte de los bienes que se compraron durante el tiempo que duró el concubinato. Ese concubinato no requería de ningún plazo especial de existencia. Por supuesto debía haber pasado un lapso prudencial, durante el cual se habían adquirido los bienes.-
Por cierto que, no se podían reclamar seguros sociales, ni Pensiones, ni partes en las sucesiones.-
NUEVA LEY:
La nueva ley, exige 5 años mínimos de unión concubinaria. Y a efectos de esta ley, dice el art.2º, que se considera, “unión concubinaria a la situación de hecho derivada de la comunidad de vida de dos personas- cualquiera sea su sexo, identidad, orientación u opción sexual- que mantienen una relación afectiva de índole sexual, de carácter exclusiva, singular, estable y permanente, sin estar unidos por matrimonio entre si y que no resulta alcanzada por los impedimentos dirimentes establecidos en los numerales1º, 2º, 4º y 5º del art.91 del Código Civil”.( impedimentos: falta de edad, de consentimiento, parentesco en línea recta, parentesco en línea transversal de hermanos legítimos o naturales).-
Los concubinatos separados antes del 19/01/2008, se rigen por la ley anterior. Los que aún se encuentran en esa situación, completarán el tiempo de 5 años, o no. Si no lo completan, también se regirán por la ley anterior, ( enriquecimiento indebido).
O sea que se analizarán los casos comprendidos en la ley, Con 5 años de concubinato, comunidad de vida, como concubinos, porque recuerden que esta comunidad de vida puede coexistir con el matrimonio de uno de los concubinos con otra persona. Pueden ser del mismo sexo. En todos los casos se requiere la existencia de relaciones sexuales, luego habrá que probarlo. Debe ser singular, exclusiva, estable.-
Se ha legislado en el sentido de exigir que todos esos requisitos deben ser probados en un juicio de reconocimiento. Uno contra el otro, o pueden ponerse de acuerdo y presentarse juntos, con demanda y contestación, como el divorcio, pidiendo el reconocimiento y manifestando la fecha de iniciación del concubinato. Deberán hacer un inventario de los bienes que compraron juntos y con el esfuerzo mutuo o declarar que no compraron nada.- Luego se inscribe en el Registro de Actos Personales - Regímenes Matrimoniales y Unión Concubinaria.- Esa inscripción genera el nacimiento de la unión concubinaria para los demás.-
Lo mismo para disolver la unión concubinaria, si no hubo reconocimiento, se presentan con demanda y contestación, o uno de ello contra el otro, y declaran los bienes adquiridos juntos para el inventario. Deben declarar la fecha de iniciación del concubinato. Debe realizarse inventario de todo. También se inscribe.-
Una vez inscripto, les otorga ciertos derechos consistentes en: alimentos recíprocos, sociedad de bienes, ( como el matrimonio), impedimentos de contratar entre sí, derechos hereditarios, derechos a la seguridad social, ( se genera Pensión, BPS u otras Cajas).-
La Ley les ha otorgado derechos sucesorios en la sucesión del concubino/a, fallecido/a, en la cual concurrirá con el cónyuge sobreviviente, si lo hay, en proporción a los años de convivencia.-
Si el sobreviviente tiene mas de 60 años y ha convivido por 10 años, con el fallecido, se le acuerda derecho real de uso y habitación sobre el inmueble del fallecido, o de los dos. (art.881, C.C.).-
En los tiempos que vivimos, en los cuales, proliferan mas los concubinatos que los matrimonios, esta ley viene a equiparar los derechos de los integrantes de la pareja, a fin de nivelar las desigualdades y evitar que tanto las concubinas, abandonadas o en la indigencia por fallecimiento del concubino, y sus hijos, queden en la mas absoluta miseria económica.
Pese a que aparece como una ley fruto de transacciones de diversos sectores y posturas filosóficas, en el plano general, viene a llenar un vacío, que cubre esas situación referidas, de mujeres, jefas de familia, que quedan solas afrontando el futuro de sus hijos y que deben ser amparadas en su situación real.-
Nuevamente el agradecimiento al Dr. Gabriel Valentín.-

[+] Seguir Leyendo

"NINGUN ÉXITO EN LA VIDA, JUSTIFICA EL FRACASO EN LA FAMILIA"

¿Han oído hablar de los sobrevivientes de los Andes? En 1972, un avión militar con 40 pasajeros y cinco tripulantes se estrelló en la Coordillera de los Andes en ruta hacia Santiago de Chile.

De las 45 personas que iban en el avión, 12 murieron en el accidente (entre ellas la madre de Fernando Parrado); 5 murieron al otro día, y a los 8 días muere Susana Parrado (hermana de Fernando)debido a sus lesiones.

A los 16 días, una avalancha se llevó la vida de ocho más, y dos jóvenes murieron a mediados de Noviembre por las infecciones de sus lesiones.

Los demás, completaron 72 días en la montaña, hasta que fueron rescatados.

Esta es una conferencia que dió Fernando Parrado, sobreviviente de los Andes:

"NINGÚN ÉXITO EN LA VIDA JUSTIFICA EL FRACASO EN LA FAMILIA"

¿Qué conferencista logra hoy colmar un auditorio de 2,500 ejecutivos
y empresarios, muchos con sus mujeres e hijos, y hablar durante una hora
y media sin que nadie pierda detalle del tema ?

Fernando Parrado, uno de los 16 sobrevivientes de la tragedia de los Andes, a 36 años de aquella historia que asombró al mundo,
consiguió hace algunos meses más que eso: Conmover a un foro de negocios y capacitación empresarial al transmitir las simples moralejas que le dejaron vivir 72 días en plena Cordillera sin agua ni comida.

Fue durante la jornada de cierre de Expo Management 2008.

Su presentación, un monólogo sin golpes bajos acompañado por vídeos e imágenes de la montaña, tuvo dos etapas bien diferentes.

En la primera narró, con un relato íntimo repleto de anécdotas,
los momentos que lo marcaron de aquella odisea a 4000 metros de altura en la que perdió a buena parte de sus amigos, además de su madre y su hermana.

'¿Cómo es posible sobrevivir donde no se sobrevive?',
se preguntó.

'Sobrevivimos porque hubo liderazgos, toma de decisiones y espíritu de equipo, porque nos conocíamos desde mucho antes', dijo.

Y arrojó un primer disparador.
"En la vida el factor suerte es fundamental"

Cuando llegué al aeropuerto de Montevideo no daban número de asiento para el avión.

A mí me tocó, de casualidad, la fila 9, junto a mi mejor amigo.

Cuando el avión chocó en la montaña, se partió en dos.

De la fila 9 para atrás no quedó nada.
Los 29 sobrevivientes al primer impacto viajaban en la parte que quedó a salvo.' De ellos, dijo, 24 no sufrieron un rasguño.

Así, los menos golpeados empezaron a ayudar, actuando como un verdadero equipo. Administramos barritas de chocolate y maní al punto de comer un grano por horas cada uno.

Marcelo, nuestro capitán y líder,
asumió su rol para contenernos cuando le preguntábamos qué pasaba porque no llegaba el rescate.

Decidimos aguantar.'

Pero días después el líder se desmoronó.

La radio trajo la noticia de que había concluido el rescate.

'¿Cómo hubieran reaccionado ustedes?
El líder se quiebra, se deprime y deja de serlo.

Imagínense que yo cierro esta sala, bajo la temperatura a -14 grados sin agua ni comida a esperar quién muere primero.'

se hace un Silencio estremecedor de la primera a la última fila.

'Ahí me di cuenta de que al universo no le importa qué nos pasa.

Mañana saldrá el sol y se pondrá como siempre.

Por lo tanto, tuvimos que tomar decisiones.

En la noche 12 o 13 nos dijimos con uno de los chicos:

«¿Qué estás pensando?»

«Lo mismo que vos. Tenemos que comer, y las proteínas están en los cuerpos.»
Hicimos un pacto entre nosotros, era la única opción.

Nos enfrentamos a una verdad cruda e inhumana.'

Desde la primera fila, decenas de chicos llevados por sus padres escuchaban boquiabiertos.

Parrado apeló a conceptos típicos del mundo empresarial.

'Hubo planificación, estrategia, desarrollo.

Cada uno empezó a hacer algo útil, que nos ayudara a seguir vivos: zapatos, bastones, pequeñas expediciones humanas.

Fuimos conociendo nuestra prisión de hielo.'

'Hasta que me eligieron para la expedición final,porque la montaña nos estaba matando, nos debilitaba, se nos acababa la comida.

Subí aterrado a la cima de la montaña con Roberto Canessa.

Pensábamos ver desde allí los valles verdes de Chile y nos encontramos con nieve y montañas a 360 grados.

Ahí decidí que moriría caminando hacia algún lugar.'

Entonces sobrevino el momento más inesperado. Pero "Esta no es la historia que vine a contar",avisó.

Y contó que su verdadera historia empezó al regresar a su casa, sin su madre ni su hermana, sin sus amigos de la infancia y con su padre con una nueva pareja.

'¿Crisis? ¿De qué crisis me hablan?

¿Estrés? ¿Qué estrés?

Estrés es estar muerto a 4000 metros de altura sin agua ni comida', enfatizó.

Recordó un diálogo fundamental que tuvo con su padre, que le dijo:

'Mira para adelante para adelante, anda tras esa chica que te gusta, ten una vida, trabaja.Yo cometí el error de no decirle a tu madre tantas cosas por estar tan ocupado, de no compartir tantas festividades con tu hermana, no darme el tiempo de platicar con ellas mis vivencias, no decirles cuanto las amaba'.

Y cerró, determinado:

'Las empresas son importantes, el trabajo lo es, pero lo verdaderamente valioso está en casa después de trabajar: la familia.
Mi vida cambio, pero lo mas valioso que perdi fue ese hogar que ya no existia al regresar.

No se olviden de quien tienen al lado, porque no saben lo que va a pasar mañana.

Una interminable ovación lo despidió de pie ......

"NINGUN ÉXITO EN LA VIDA, JUSTIFICA EL FRACASO EN LA FAMILIA"
Si TU tienes un calido hogar, piensa que al igual que Yo:

Eres una persona con Suerte !!! Te toco de la fila 9 hacia adelante, y creeme .... la mayoria viaja de la 9 para atras.

[+] Seguir Leyendo

OTRAS FORMAS DE VIOLENCIA DOMESTICA


Exodo 32, 7-14:
“Acuérdate de Abraham, de Isaac y de Jacob, tus servidores, a quienes
juraste por ti mismo diciendo: "Yo multiplicaré su descendencia como las
estrellas del cielo, y les daré toda esta tierra de la que hablé, para que
la tengan siempre como herencia".
En ocasiones en el trabajo cotidiano con las diferentes formas y matices que suele mostrarnos la violencia domestica, nos encontramos, los y las trabajadoras que nos acercamos a la temática, con situaciones que se tiñan con esos colores, pero que no siempre tiene una drástica y correcta solución judicial.-
Es así que en nuestra Institución CIEF, hemos asistido a conflictivas como la que se expone, que no son mas que diversidades de la conflictiva humana y familiar, que, por cierto, la metodología, quizás mas sana y efectiva, sigue siendo, la de negociación entre las personas; aun cuando esa negociación, deba ser a través de la intervención de mediadores. Mediadores que deben estar preparados para ese ámbito tan delicado como lo es el familiar, la pequeña comunidad.-
Nuestro relato se centra en la conflictiva existente entre una madre, adulta mayor de 86 años, y su hija, la menor de cinco mujeres, de 42 años, que compartiendo una vivienda, en convivencia y en propiedad, mantenían un conflicto por sus partes, queriendo ambas, soluciones diferentes.-
Mientras la madre, que había vivido los últimos 40 años en esa propiedad, se aferra a ella, y había arrastrado a su hija a regresar a convivir allí, con su cónyuge y su hijo de 10 años; la hija, forzada a separarse materialmente del cónyuge, por falta de ámbito de privacidad, entendía que debían vender y repartir el valor obtenido, para adquirir 2 propiedades contiguas, que les permitieran vivir en proximidad, pero en ámbitos separados e independientes.-
La Institución intentó la generación de un espacio de diálogo entre ambas, sin éxito; pero con consecuencias. Inmediatamente surgió, de la intervención de otras hijas, y de algunas “amigas” de la madre, interesadas en el asunto, pero sin el menor ánimo de colaboración con ambas, la contratación de un Letrado, que a fin de precipitar un conflicto mayor, presentó el caso ante el Juzgado competente, de amenazas y violencia doméstica del nieto de 10 años, contra su abuela. La primera Audiencia Preliminar, prevista por el proceso de la ley 15.714, se desarrolló con la narración de los hechos, por cada parte, sin la presencia del niño, ni siquiera se pidió que se lo entrevistara. Tal actitud, evidenció, para la Jueza actuante, que la situación planteada, no era tan evidente, sino que obedecía a otros propósitos, por lo cual ordenó la intervención del Informe de la Asistente Social y una nueva audiencia evaluatoria. Luego de algunos meses, se convocó para una nueva audiencia para mediados de diciembre de ese año, con la incorporación del Informe ordenado, que concluía que la temática de violencia doméstica, de haber existido, ya había perdido vigencia y la situación se había mantenido igual. En la Audiencia declararon madre e hija, y las dos fueron unánimes en manifestar que la situación se había desarrollado sin conflictividad, que casi no se hablaban, pero no discutían. Inmediatamente, el letrado patrocinante de la madre, insistió en que el clima estaba enrarecido y que no se podía asegurar que la situación siguiera igual. A continuación la representante del Ministerio Público, pidió que se excluyera a la hija de la casa, en mérito a las pruebas presentadas, a lo cual el Juez, ( había cambiado el titular del Juzgado), decretó la exclusión para el día siguiente.-
Dada la situación de emergencia total, se arbitraron medios del proceso, para evitar el cumplimiento inmediato de esa resolución judicial, que para esta evaluación, no vienen al caso. Lo importante es que se suspendió la exclusión.-
Cual es el nudo de este relato?, El tema de fondo se centra en la resolución de los conflictos familiares, que, como lo hizo la primera Jueza actuante, se llevaron a un Informe Social, a la espera de que el tiempo y la propia convivencia entre madre e hija, hicieran el resto, luego de que se apaciguaran los ánimos, y no buscar prender fuego la pradera, a fin de liquidar la temática de un solo tajo, como si fuera un nudo gordiano.
La situación de conflicto entre la madre y la hija, venía de antaño, siempre encontramos madres, que con desviaciones culturales, eligen hijas, para ser su compañía de la ancianidad, como en la novela y posterior película, “Como agua para chocolate”, pero la solución no debe ser tan drástica, sino que debemos confiar, en la Divina Providencia, en la capacidad humana de dirimir los conflictos y avanzar. Nunca cortarán la relación madre e hija, y menos por la pelea por una casa.-
Cual era la solución para este conflicto? Era la solución que el tiempo, como avizoró la primera Jueza, habría de traer, que madre e hija lograran componer, en la convivencia, una nueva forma de diálogo, en el cual, la madre, por su edad y condición, mantendrá su postura de querer absorber a su hija, pese al nieto y al cónyuge, pero la hija, ahora, con el aprendizaje vivido, debe saber llevar ella el hilo conductor de su vida, acompañando a su madre, pero sin abandonar a su familia, la que ella misma eligió.- Pero esta solución es mas fruto de la mediación y negociación entre los familiares y consejeros, que de drásticos cortes judicialistas, que no siempre tienen en cuenta que, es mas lo que destruyen que lo salvado. Cual es el bien jurídico tutelado? Para nosotros debe ser la familia en su contexto general.-
Estos casos judiciales, como tantos otros, siempre iluminan la tarea cotidiana de los trabajadores insertos en la temática familiar, y nos proporcionan un marco de análisis a fin de contrastar nuestros objetivos con la realidad cotidiana.- Y sin olvidar el texto bíblico del comienzo: “ …y les daré toda esta tierra de la que hablé, para que
la tengan siempre como herencia". Todos tenemos un lugar en la tierra.-

[+] Seguir Leyendo

"PARA MI ABUELA"

Tú eres el sol, abuela, el sol de mi vida.
Soy una flor, una flor que se abre en busca del sol. Tú eres el sol, abuela, el sol de mi vida.
Las Abuelas son las voces del pasado y los ejemplos del presente. Ellas abren las puertas al futuro
Una abuela es el mejor regalo con que podemos recibir a nuestros hijos
Los nietos son la renovación de la vida, un poco de nosotros entrando en el futuro. Cuando nace un niño también nace una abuela
En el hogar que mi abuela creó, Veo el principio de la vida que heredé
Muchas veces he pensado que inhumano sería este mundo sin los ancianos, y que melancólico sería sin los niños.
Tenía un millón de preguntas aún sin responder. Me quedaba mucho por hacer, mucho que aprender…. ¿Qué prisa podía tener en ser abuela ? Ninguna. Hasta que nació: todo lo demás pasó a segundo plano.
A veces el amor perfecto sólo llega cuando nacen los nietos.
Está comprobado científicamente que la relación entre una abuela y su nieto es enriquecedora al máximo para ambos extremos
Haz que tus manos recorran las arenas del tiempo. Cada gránulo tiene su historia, un propósito, una conexión con el mar de la vida. Observa lo sagrado de todas las cosas y venera el vínculo que las une.
No envejecemos con los años, renacemos cada día: a medida que iban llegando mis nietos, el aire de la casa se volvía más vibrante y cálido: Tratando de dar una respuesta buena y reconfortante a las preguntas de los más pequeños, a menudo llegamos a una buena y reconfortante conclusión para nosotros.
El verdadero milagro de la vida ocurre cuando nacen los hijos de tus hijos. Tus hijos son tú mejor inversión. Tus nietos, los dividendos. Disfrútalos has corrido riesgos para llegar hasta aquí y te lo mereces.
Mi sabia abuela siempre me decía que el día estaba perdido si no habías reído a carcajadas por lo menos una vez
Todos creían que sus nietos eran los mejores. Claro eso fue antes de que nacieran los míos.
Cuando son abuelas, nuestras madres llegan al pináculo de su gracia. Cuando la madre tiene al hijo de su hijo en brazos, el ser humano es testigo del ciclo vital, de la armonía mística en los caminos de la vida.
Dios mio… te pido que mis hijas lleguen a verme como yo a mi madre.
Las abuelas no malcrían. Las abuelas no educan. Las abuelas adoran.
Porque la sangre que heredamos no es nada más la que traemos al llegar al mundo. La Sangre que heredamos está hecha de las cosas que comimos de niños, de las palabras que nos cantaron en la cuna y de los brazos que nos cuidaron. http://www.slideshare/CMP/para-las-abuelitascmp

[+] Seguir Leyendo

UNA CONVERSACIÓN CON WADE HORN

El mito del Padre superfluo: Un engaño.
Este mito le ha hecho un gran daño a la familia y a la sociedad, porque es falso.

El mito del padre superfluo, consiste en afirmar que el padre no es verdaderamente necesario en la familia. Este mito, fuertemente arraigado en el discurso social de los últimos veinte años, sostiene que el padre no tiene una función específica en la vida de los hijos y que la ausencia del padre no tiene consecuencias serias. Este mito le ha hecho un gran daño a la familia y a la sociedad, porque es falso. Es un engaño. La verdad es que el padre tiene una función específica y un rol único e irremplazable en la vida de sus hijos. Lo que sabemos hoy es que la ausencia del padre eleva sustancialmente el riesgo de problemas emocionales y de conducta en el niño, y la evidencia es abrumadora en ese sentido. El niño que crece sin su padre tiene un riesgo mayor de tener problemas de auto regulación, problemas de aprendizaje, problemas de conducta que pueden derivar en actos delictivos y-o abuso de drogas. El porcentaje de jóvenes que han crecido sin padre es el mejor predictor estadístico de la tasa de crimen violento de una comunidad, mucho más que cualquier otra variable. Estamos hablando de factores de riesgo. El riesgo que un adolescente se convierta en delincuente juvenil se duplica si ha crecido sin su padre y se triplica si además vive en una comunidad que tiene una alta concentración de familias sin padre.
Hay hoy un cambio en las percepciones y opiniones de la gente. Hay una toma de conciencia respecto al tema del padre. Lo que está ocurriendo es que se reconstruye gradualmente la idea del padre en la cultura. Nuestra tarea es concientizar y reeducar para así hacer un trabajo efectivo de prevención.
Quizás lo más impactante sea la relación entre ausencia de padre y la delincuencia ,o las adicciones, pero también como investigo Margo Maine entre la ausencia de padre y los desordenes alimenticios, bulimia y anorexia.. Otros investigaron la relación entre ausencia de padre y el desempeño escolar, y en particular los trastornos de la atención. Los niños con padre ausente son más proclives a tener problemas de atención, dificultades en lo que hace a la planificación, y a la organización en general. No creo que sea casualidad o coincidencia que al aumentar la cantidad de familias con padre ausente, haya aumentado la incidencia de hiperactividad y trastornos de atención. El tema crítico aquí es la estructura de la familia y hacer un buen trabajo de prevención en ese sentido.
Lo que recomendaría como terapeuta es que el padre se involucre mucho más.
Se le pregunta a W.H.: Usted menciono la necesidad de reconstruir o reinstaurar la imagen o idea del padre en la cultura, y de los procesos que apuntan a reforzar o sustentar la paternidad. La metáfora religiosa del monoteísmo, tiene que ver con conectarse con un padre que ama, que da protección y también que guía, en cuanto pautas de conducta. ¿Cree que la religión contribuye a reforzar la idea de la paternidad?
W: H: Eso es muy interesante. En Junio estuve en Roma participando en una conferencia que se llevo a cabo en el Vaticano en la que se hablaba de la paternidad de Dios y la paternidad en la familia. La conferencia era patrocinada por el Consejo Pontificio de la familia y allí se analizaba justamente esa idea.
¿Por qué a Dios lo llamamos” Padre”? ¿Por qué es importante que lo denominemos así? ¿Qué nos dice esto acerca de la necesidad que tiene el ser humano en lo que hace a la presencia de una figura paterna?
La imagen de Dios como” Padre “le trasmite al hombre un mensaje muy potente que promueve y refuerza la conexión con sus hijos, tanto en lo que hace a los afectos como también a la responsabilidad. Ahora bien, lo que sabemos es que la relación que el niño tiene con su propio padre marca, determina, el tipo de imagen que el niño tiene de Dios. Si tiene un padre que lo maltrata o lo abandona, su imagen de Dios difiere mucho de la que tendría si su padre lo amara y tuviera un vínculo cálido y próximo con su hijo. Esto es sumamente interesante. El tipo de relación que el niño tiene de con su padre y con el padre celestial están ligadas y se retroalimentan. Por ejemplo una de las razones por las que la religión puede ser tan importante para el niño que no tiene padre, es que ese niño puede haber perdido la idea, la noción de lo que es un padre, de lo que significa tener un padre, y que la religión le ofrece la posibilidad de reconstruir, en un sentido psicológico y espiritual, esa idea. Pienso también que eso es muy positivo y sanador para un hombre que ha tenido una relación muy difícil con su padre y por eso le cuesta ser un buen padre.
Esto lo podemos ver en los Estados Unidos en el movimiento de los “ Promise Keepers”. Cuando observamos a los hombres que asisten a esas reuniones, vemos que han tenido una relación muy difícil, traumática con sus padres. Estos hombres no se conectan con sus hijos, no son buenos maridos, etc., pero al entablar una relación personal con Dios Padre, pueden reconstruir esa idea, reconstruir una imagen interna de lo que es un buen padre, de lo que hace un buen padre. No hay duda, para responder a su pregunta, que la religión es una forma efectiva de sustentar y promover la paternidad responsable. No hay duda que la religión transmite un mensaje muy fuerte a la cultura acerca del padre y del rol que éste desempeña..Quisiera agregar que en las Sagradas Escrituras hay muchas enseñanzas respecto de lo que es un buen padre, lo que hace, lo que se espera de él. El mensaje es que un hombre, como padre, debe ser para su hijo, o hija, lo que Dios Padre es para sus hijos.
En este sentido se puede decir que la religión es formadora de capital social.
Mi mentor y maestro James Egan ,nos dice de las consecuencias de la ausencia del padre: “ me gustaría poder decirles otra cosa; me gustaría poder decirles que el padre no es tan importante; me gustaría estar aquí frente a ustedes y decirles que es posible tener una sociedad en la que los niños se críen sin padre, y no tengan problemas. Pero no puedo porque hay evidencia incuestionable de que no es así, de que tiene consecuencias serias para el niño y para la sociedad toda. Desearía poder hacerlo pero no puedo”.

Wade Horn es miembro del National Cimmission on Children y preside una ONG que tiene por objetivo promover una paternidad responsable, la National Fatherhood Initiative. Es referente a nivel nacional ,en EEUU en temas de familia.

[+] Seguir Leyendo

Hablemos de la envidia...

A través de palabras que uno pronuncia, o sólo a través de algún pensamiento, la envidia es algo con lo que toda persona en algún momento se enfrenta. “No es justo que él tenga más vacaciones que yo”. “¡Los hijos de ella son tan educados! Desearía que los míos fuesen obedientes, para yo parecer mejor madre”. “Se acaba de comprar un auto 0 Km. ¡Me gustaría ser él!”


¿Qué es la envidia?
La envidia es un sentimiento negativo que surge cuando uno se compara con otra persona, y experimenta cierta tristeza por el bien del otro. Ese bien ajeno se considera como un mal de uno. El envidioso es un insatisfecho que no sabe que lo es. Consciente o inconscientemente siente rencor contra las personas que poseen algo (belleza, dinero, sexo, éxito, poder, libertad, amor, personalidad, experiencia, felicidad, etc.) que él también desea pero no puede o no quiere desarrollar. Así, en vez de aceptar sus carencias o percatarse de sus deseos y facultades y darles curso, el envidioso odia y desearía destruir a toda persona que, como un espejo, le recuerda su privación. La envidia es, en otras palabras, la rabia vengadora del impotente que, en vez de luchar por sus anhelos, prefiere eliminar la competencia.
Para que en lugar de producirse envidia surja admiración, es necesario que las cualidades que se observan en la otra persona no representen una amenaza para la propia valoración. Por eso la envidia aparece con frecuencia en ambientes marcados por la tendencia a evaluar el rendimiento de forma individualista y competitiva.
No se siente envidia hacia aquella persona que está muy lejos de uno, ya sea una lejanía en el espacio, en el tiempo o en la situación socioeconómica. Por lo general se envidia a alguien que se tiene cerca, y uno quiere ser igual o aún superior a esa persona.
La envidia siempre es mala, porque mata la caridad. La caridad se alegra con el bien del prójimo, pero la envidia termina siempre en un resentimiento o rivalidad por el éxito, logros y ventajas del prójimo. La envidia también mata la misericordia. Mientras que la misericordia se entristece con el mal del prójimo, la envidia, al contrario, puede llegar a alegrarse.

Por la JUSTICIA, uno recibe lo que merece;
por la MISERICORDIA, uno no recibe lo que merece;
y por la GRACIA, uno recibe lo que no merece.

La envidia surge de dos tendencias del ser humano: desear lo que no se tiene y compararse con los demás. A diferencia de la “envidia sana”, la envidia propiamente dicha es destructiva, origina en la persona un malestar emocional que a la vez le dificulta alcanzar aquello que envidia.


Pautas para prevenir la envidia
 Estimular la empatía, la capacidad para ponerse en el lugar del otro.
 Favorecer la confianza básica en uno mismo y en los demás, ya que la envidia se produce siempre en situaciones que son vividas como una amenaza.
 Establecer desde la infancia relaciones adecuadas con los iguales, ya que por lo general se envidia a personas que ocupan posiciones próximas, en relaciones que se esperan de igualdad.
 Aprender a relativizar las diferencias sociales y a elegir adecuadamente con quién, cómo y cuándo compararse, para evitar que dicha comparación tenga un efecto destructivo.
 Aprender a valorar con precisión la propia competencia, sin infravalorarse ni sobrevalorarse.
 Aprender a definir los fracasos como dificultades a resolver, analizando qué se puede cambiar y valorando cualquier progreso por pequeño que sea.
 El optimismo puede ayudar a prevenir importantes problemas emocionales.
 Aprender a colaborar, a dar y pedir ayuda.
 Plantearse objetivos realistas, poner en marcha acciones adecuadas para alcanzarlos, y esforzarse por superar los obstáculos que surjan, para alcanzar el éxito y el reconocimiento que necesitamos.
 Una de las mejores protecciones contra la envidia es el optimismo aprendido, acostumbrarse a centrar la atención en los aspectos más positivos de la realidad, pero sin dejar de percibirla con precisión.
 Aprender a relativizar el éxito, ayuda a generar defensas con las que poder afrontar el primer fracaso cuando éste se produzca, y adaptarse mejor a esa situación.
 Aprender a compararse con uno mismo, para adquirir el sentido de progreso.

¿Cómo salir de la envidia?
Cuanto más débil, insatisfecha o narcisista es una persona, tanto más envidiará a la gente que posea lo que a ella le falta. La envidia se cura tomando conciencia y resolviendo las propias carencias, a través de un proceso de crecimiento emocional. La persona madura no envidia a nadie. Aquí van algunas pautas que pueden ayudar a salir de la envidia:
 Conectarse con DIOS.
 Sentir el cariño y el apoyo de los seres queridos.
 Desarrollar el sentido del humor.
 Hallar la propia identidad.
 Ser consciente de qué es lo prioritario en la propia vida.
 Tolerar mis defectos y valorar mis cualidades.
 Valorar las cualidades ajenas en su justa medida.

[+] Seguir Leyendo

TODOS CONSTRUIMOS NUESTRO ARBOL DE LA VIDA

El inmenso árbol que se encuentra en el patio, del CIEF, acoge a todos sin pedir nada a cambio, se brinda generosamente; las hojas nacen, crecen y se marchitan hasta caer, en un interminable ciclo, como la vida misma.
La vida de cada uno de nosotros está llena de hechos, objetivos, sueños y esperanzas y construímos nuestra vida en torno a ello. Nosotros quisimos construir con los deseos, sueños, metas, objetivos y esperanzas de cada uno este Arbol, para que, simbólicamente, como el gran árbol del patio, nos acoja a todos, noa una a todos y en torno a él nos encontremos todos. Construímos para ustedes este Arbol de la Vida.

Para terminar, voy a recordar una bendición irlandesa que el Padre Richards me obsequiara y que la expreso especialmente para nuestras alumnas que egresan:

OJALA,
que el camino te salga siempre a tu encuentro,

OJALA,
que el sol siempre brille sobre tu rostro,

OJALA,
que el viento siempre sople a tu favor,

OJALA,
que la lluvia caiga pesadamente sobre tus campos
Y,
hasta que volvamos a encontrarnos,

que DIOS te tenga en la palma de Su mano

Palabras de la Directora del Departamento de Pedagogía Familiar, A.S.F. Marys Prochaszka, en el acto de clausura de Cursos de Auxiliar en Educación Inicial.
Diciembre de 2010.

[+] Seguir Leyendo

El ABC de la reconstrucción del mundo

“Hallé este artículo en mi trabajo como investigador de la fundación Omar Ibargoyen Paiva, que sostie-ne el Movimiento Latinoamericano ‘Gente que Avanza’ –antes conocido como ‘Viva la Gente’– (ver «Boletín del Cief» nº 43, abril 2008, pp. 20-21). Aunque fue escrito en 1955, su mensaje esencial es váli-do para cualquier época, también para la nuestra. ‘Antes que el cambio de las estructuras sociales, es necesario el cambio de las estructuras mentales del ser humano’, afirmaba Omar Ibargoyen Paiva. El ‘cambio’ es justamente la principal herramienta para la reconstrucción del mundo en el siglo XXI”. (Pedro Gaudiano)


En la actualidad hay muchos problemas que necesitan solución: cuestiones de paz y guerra, de capitalis-mo y comunismo, problemas de alimentos y población. Pero la cuestión más seria que cada uno de noso-tros debe afrontar es: ¿Cómo puedo yo empezar a participar en la reconstrucción del mundo?
Solamente los muy ciegos y los muy egoístas están conformes con dejar al mundo así como está. Muchos creen que ellos tienen la solución, pero siempre quieren que sea otro el que empiece. Muchos son los que luchan por la curación, pero se han equivocado en el diagnóstico. La manera en que veo los errores de otros hombres y naciones, al mismo tiempo que cierro mis ojos a mis propias faltas, no se debe al comu-nismo o al capitalismo, ni a mi raza o clase. Se debe al orgullo, ambición y pretensión de superioridad. Se debe a mi manera de ser. […]
Si el mundo está como está, es debido a la manera en que yo vivo y viven millones de personas como yo. La mayoría de nosotros sabe dónde se necesita el cambio. Vemos con toda claridad el cambio que necesi-tan otros individuos y pueblos. Pero el secreto para reconstruir al mundo está en empezar con nosotros mismos y en nuestra propia patria. Según soy yo, así es mi país.

Cómo cambiar
Para cambiar hay que comenzar por corregir los errores. El asunto es ¿cómo se empieza? Tome papel y lápiz y escriba las cosas en que necesita cambiar. Empiece con honradez absoluta. ¿Qué hay con respecto al dinero? Me viene a la memoria cierto amigo mío que siempre se quejaba de la falta de honradez en el gobierno mientras él mismo estaba evadiendo el pago de derechos aduaneros. Su cambio consistió en pagar todo lo que debía. Hoy día en vez de criticar a los políticos, él les relata cómo llegó a ser honrado.
¿Y qué pasa con aquella persona con quien nos sentimos más distanciados? ¿Todo es por su culpa? Yo puedo estar equivocado el 10%, pero es más fácil para mí corregir ese 10%, que para esa otra persona enmendar su 90%. Entonces, ¿por qué no empezar por lo más fácil? Un pedido de perdón sincero produce siempre su efecto entre los hombres, en cualquier situación en la que se encuentren: en una industria, en un gabinete de gobierno o en una conferencia internacional.
Prosiga ahora con la pureza. ¿Vivo por y para mí mismo, o por lo que puedo hacer por los demás? ¿Estoy gobernado por lo que yo deseo o por lo que es justo? ¿Exploto a otros para mi propia satisfacción o estoy limpio en ese aspecto? Absoluta pureza incluye también los pensamientos. Es una prueba muy dura, pero podemos ser diferentes, y es necesario. No podemos construir una nueva sociedad sobre hogares des-hechos.
Piense en el desinterés. La mayoría de nuestros planes políticos, económicos y sociales han sido elabora-dos para satisfacer nuestro egoísmo. ¿Qué ocurriría si pensáramos más en los otros que en nosotros mis-mos? ¿Qué pasaría si cada uno de nosotros decidiera simplemente no volver a preocuparse por sí mismo? El egoísmo es una fuerza destructiva de la sociedad. Nos ata y nos ciega; nos endurece y ensordece; tam-bién nos divide y se multiplica.
¿Y qué del amor absoluto? Amar de verdad a alguien es vivir para hacer que esa persona alcance su ple-nitud de ser en el mundo. Significa comportarme de la manera como me gustaría que se comportaran otros individuos y naciones. Para conseguirlo debo encontrar una solución a la ambición y la envidia que hay en mi propia vida. Es necesario un milagro. El milagro empieza cuando comenzamos a escuchar dos veces más de lo que actualmente hablamos. Para los humanos, esta es la forma normal de vivir; después de todo, para esto nos han sido dadas dos orejas y una boca.

Tómese tiempo para escuchar
Para empezar a escuchar bastan diez minutos. Escriba todos los pensamientos que le vengan a la mente. Compare esos pensamientos con los cuatro principios: absoluta honradez, absoluta pureza, absoluto desinterés y absoluto amor. Obedezca los pensamientos que obtenga. Siempre será algo que Ud. pueda hacer y siempre será algo que tiene que ser hecho. Comience cada día con esta disciplina.
La primera vez que escuché, tuve ideas acerca de la devolución de cosas que yo había pedido prestado y me las había quedado. Pensé en pedir perdón a un hombre a quien yo había criticado mucho porque esta-ba ambicionando su puesto. Fui orientado en el sentido de ser honesto con mi familia.

Una fuerza efectiva
La experiencia general sobre esto es que tan pronto como empezamos a corregir lo que podemos, un nue-vo poder es liberado dentro de nosotros y éste nulifica el orgullo, la ambición y el rencor que nos guían la mayor parte del tiempo. La fórmula es sencilla: escuche honradamente. Apúntelo. Realícelo. Los resulta-dos son innegables. Para cualquiera, y en cualquier lugar, ya sea con fe o sin ella, esto funciona positiva-mente. Ya ha sido probado, comprobado y verificado. No hemos sabido que haya fallado nunca. Usted puede tratar de argumentar (yo lo hice), Usted puede tratar de reírse (yo lo hice). Yo me reí, pero no pre-cisamente porque aquello fuese cómico, sino porque iba a tener que corregir una situación difícil. Mi cortina de humo fue la risa. Pero cuando Ud. lo haga, penetrará en una nueva vida. Ud. podrá vivir y crear unidad. Reconstruirá hombres y sus relaciones entre ellos. Ud. llegará a ser una fuerza efectiva para la reconstrucción del mundo.

Conferencia sobre el “cambio”

El Prof. Pedro Gaudiano es colaborador de la revista virtual gratuita «Fe y Razón» (disponible en www.revistafeyrazon.blogspot.com), que este año 2009 cumplió sus primeros diez años de vida. El ani-versario se conmemoró el 4 de noviembre con un acto académico en la Facultad de Teología del Uruguay. Entre los disertantes estuvo el Prof. Gaudiano, cuya ponencia se tituló: “El cambio: origen y principal herramienta del Movimiento Latinoamericano Viva la Gente / Gente que Avanza”.




* Este artículo fue publicado en la revista mensual «Color» [Philadelphia, EE.UU.], enero de 1955, pp. 17-19. Dicha revista se editaba en inglés, francés y español. Nos hemos permitido realizar algunas leves correcciones en la versión en español.

[+] Seguir Leyendo

TERAPIA DE ACCIÓN SOCIAL

El presente artículo de Cloé Madanés referido a un tipo de intervención basada en la acción social pareció de interés, en la medida que rescata, los derechos humanos, la ética y la espiritualidad, los cuales están presentes cotidianamente en el accionar de las Orientadoras Familiares que brindan su tiempo, voluntaria y desinteresadamente , en la Institución CIEF

TERAPIA DE ACCIÓN SOCIAL
La terapia de acción social es un modelo de intervención terapéutico desarrollado por Cloé Madanés, una de las terapeutas de familia más respetadas en el mundo y codirectora del Family therapy Institute de Washington D:C. La terapia de acción social se basa fundamentalmente en las ideas de autodeterminación y responsabilidad por las propias elecciones. Dicha terapia presenta la particularidad de priorizar nociones tales como los derechos humanos y la ética, y de rescatar la espiritualidad como concepto central del proceso terapéutico.
¿Qué es una terapia de acción social?
La terapia de acción social no alienta a la gente a justificar racionalmente sus actos a partir de algo más fuerte que sí mismos. Es una terapia que alienta a cada individuo a enfrentar el hecho de que son lo que han elegido ser y que deben continuar haciendo elecciones. La esencia de lo humano es el poder de elección. Cada individuo debe elegir, actuar, aunque cada vez que elegimos, cada vez que actuamos, perdemos algo, otras alternativas, otras acciones posibles. Es una terapia que está en contra de etiquetar a la gente, que está en contra de encuadrarla en categorías que proporcionan seguridad, quitándole a la persona la responsabilidad, libertad y el respeto por sí misma y por los demás.
Es también una terapia que promueve el reconocimiento de que no existen relaciones perfectas, armoniosas y de que no podemos estar totalmente libres de conflictos. Constantemente nos vemos confrontados con valores conflictivos que nos son compatibles. Es una terapia que no pretende tener soluciones para los problemas centrales de la vida humana. Una terapia que alienta el reconocimiento de las paradojas de la vida y el sentido del humor que aparece en ese reconocimiento. Terapia que no sólo lienta a cada persona a asumir la responsabilidad por su propia vida, sino también una terapia en la cual el mismo terapeuta toma la responsabilidad del trabajo de la terapia y de sus resultados.
Se trata de una terapia que no está basada en ninguna clase de determinismo sino más bien en la creencia de que, no importa en cuales circunstancias, cada individuo tiene un abanico de opciones como para pensarse a sí mismo y a las circunstancias que lo rodean. Una persona no es el producto de la biología, de las emociones, del pasado, de la familia, o del contacto social. Todas estas son influencias por las cuales cada individuo puede elegir verse afectado o rechazarlas. Es por eso una terapia que respeta la autodeterminación de cada persona.
Es una terapia que reconoce que la autodeterminación es una pesada carga para el individuo. Las cantidades de dilemas, las difíciles elecciones que se deben hacer pueden ser mejor toleradas cuando la personas tiene un objetivo, un motivo en la vida que trasciende a sí mismo. Encontrarle un sentido a la vida, ya sea en le amor, la belleza, la acción social, la compasión, hace tolerable la responsabilidad de la autodeterminación y forma parte del centro de la terapia de acción social.
¿Porqué es está una terapia de la acción social? En la medida que yo creo que eligiendo para mí mismo elijo para otros, porque todo lo que hago afecta a muchos otros, y si creo que cada uno de mis actos crea una imagen de los seres humanos como yo creo que deberían ser ; así el modo en que elijo hacer terapia es un modelo para la forma en que creo que se debería actuar.
La terapia tiene consecuencias sociales que van más allá de la relación terapéutica. La responsabilidad del terapeuta sobrepasa la relación terapéutica.
Si yo creo en la responsabilidad personal y también creo que la única realidad está en la acción , que no actuar es actuar, entonces debo reconocer que en mi terapia necesito proteger los derechos humanos y prevenir la violencia.
Evitar la acción, mantenerse neutral, es estar del lado de la violencia y del abuso.
Si creo que necesito encontrarle un significado a la vida que trasciende mis necesidades egoístas, entonces creo en encontrarle un significado a la vida para todos.
Los elementos de la acción social en la terapia:
Derechos Humanos: Un terapeuta no es un observador neutral. Tenemos nuestras propias metas, y uno de nuestros mayores objetivos es la protección de los derechos humanos de las personas con las que trabajamos, particularmente de los niños. Si no protegemos a los niños y defendemos sus derechos, a veces en contra de la misma familia, a veces en contra de la escuela o del sistema judicial nadie más los defenderá.
Ética: Los terapeutas no sólo son llamados para proteger los derechos humanos de los individuos sino también para organizar a los miembros de la familia respecto de lo que es moral y éticamente correcto. La moralidad ha entrado a la terapia. Lo que es éticamente correcto también es terapéutico.
Como ejemplo, en ningún otro lugar se necesita tanto un abordaje ético como en los problemas de violencia y abuso, que han alcanzado proporciones criticas en nuestra sociedad. Al trabajar con estos trastornos se debe tomar una posición clara respecto a las cuestiones éticas. Habitualmente nos llaman para establecer si se abusa de un niño, quién puede ser el abusador y cuales pueden ser las consecuencias para el abusador y para la familia. Luego tratar a la víctima, rehabilitar al victimario y prevenir futuros abusos. Para ser capaces de hacer todo esto, debemos guiarnos por un estricto sentido de lo que es correcto y de lo que no lo es.
Espiritualidad:
Al desarrollar métodos de trabajo en relación con los problemas de violencia, he debido confiar cada vez más en el antiguo sentido común y en la espiritualidad para resolver cuestiones de abuso que son tan viejas como la institución familiar misma. Me di cuenta de que en el ser humano, la violencia y la espiritualidad están relacionadas, tanto que algunas clases de ataques sobre una persona son ataques sobre el espíritu de esa persona. Así, al entrenar a terapeutas en el trabajo con problemas de violencia y abuso sexual, les enseño a orientar la cuestión hacia el dolor espiritual. Y me doy cuenta cuan difícil es para los terapeutas hablar sobre la espiritualidad. Todo nuestro entrenamiento como terapeutas parece haber sido elaborado para negar la existencia de algo espiritual. Podemos volver a traer la espiritualidad al campo de la terapia y aceptar que estamos llamados a curar no sólo la mente sino también el espíritu, y que sin curar el espíritu no podemos vivir en armonía con los otros.
La Familia como grupo de Autoayuda.
La terapia familiar surgió en la década del 50 como parte del desarrollo que traslado la unidad de estudio del individuo al sistema. La transición que va de la focalización en el individuo a la focalización en las relaciones entre los individuos fue difícil. Mientras los terapeutas luchaban por cambiar sus puntos de vista, algunos conceptos del abordaje individual se trasfirieron de manera inapropiada al abordaje sistémico. Se consideró a la terapia familiar como una “cura” para toda la familia que se suponía “enferma” o “patológica”. De hecho, los miembros de una familia pueden ser cariñosos u hostiles, optimistas o pesimistas, tolerantes o intolerantes, pero no existe tal cosa como una familia enferma o sana.
La familia es el grupo de autoayuda esencial. Los terapeutas invitan a las familias a la terapia para que los ayuden a solucionar los problemas del individuo que los consulta. No hay nadie que pueda ayudar o interferir tanto en el bienestar de una persona como quienes tienen con ella relaciones cercanas, con una historia, un presente y un futuro juntos. Como grupo primario de autoayuda, la familia es la unidad social de tolerancia, compasión y amor. El terapeuta modifica las relaciones reorganizando la red natural de la familia, la tribu, y apartándose luego, dejando que los miembros de la familia se cuiden y protejan unos a otros.
Una familia puede ser una organización complicada. Existen padres e hijos, padrastros e hijastros, abuelos tíos, primos, primos segundos, abuelos y tíos de segundos matrimonios, amigos de la familia, vecinos y miembros de la comunidad. El terapeuta tiene que pensar en términos de autoayuda dentro de esa red; quién puede iniciar el cambio y quién puede ayudar a quién. El terapeuta busca entrar en la red a través de quién resulta el mejor recurso para iniciar un cambio positivo en la familia.
La secuencia típica de la terapia es la siguiente. Si el terapeuta no logra progresos con un individuo o con una familia en la terapia, entonces expande la unidad. Hermanos, abuelos, tíos, primos y parientes, y por último, miembros de la comunidad, se ven involucrados en la terapia. Eventualmente se alcanza un nivel en el que se produce un cambio, porque cada vez que aparecen nuevas personas existen nuevos puntos de vista y diferentes recursos. Acomodarse a estas nuevas influencias enriquece la vida de todos.


[+] Seguir Leyendo

Reflexiones sobre la dignidad humana

El 10 de diciembre de 1948 la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó y proclamó la Declaración Universal de Derechos Humanos, que se basa en la dignidad de la persona humana. A 60 años de aquel acontecimiento histórico se proponen algunas reflexiones, esperando puedan ser compartidas tanto por los creyentes en cualquier religión, como también por quienes se autodefinen como no creyentes, agnósticos o ateos.

Las dos guerras mundiales y los totalitarismos del siglo XX acercaron a católicos y protestantes, junto con liberales y socialdemócratas, en diálogo también con otras corrientes ideológicas y religiosas; disminuyeron los enfrentamientos entre ellos y aumentaron las redes de cooperación en la reconstrucción democrática y la reafirmación de los derechos humanos.

La democracia, lo menos malo
Se puede afirmar que hoy, por primera vez en la historia de la humanidad, la mayoría de los países del planeta tienen gobiernos democráticamente elegidos. Se calcula que 118 de los 193 países del mundo actual (o sea el 61%) tienen regímenes democráticos –aunque con muchas variantes y límites–, que han aumentado significativamente en los últimos veinte años.
Es famoso el dicho de que la democracia, fundada en los derechos y libertades humanas, es el menos malo de los regímenes políticos conocidos. Esto parece indudable después de un siglo de ideologías y sistemas totalitarios, de guerras mundiales, del holocausto, de campos de concentración, de políticas genocidas. También parece indudable en América Latina, después de un muy sufrido legado de persecuciones liberticidas, tiranías represivas, “guerras sucias”, prácticas de torturas y “desapariciones”, violencias guerrilleras, métodos terroristas, situaciones generalizadas de conculcación de derechos humanos.
Sin embargo, también son conocidas las fragilidades y corrupciones de las democracias, cuyos valores, normas e instituciones hay siempre que custodiar y perfeccionar. Guzmán Carriquiry (ver recuadro) afirma que, en la actualidad, es posible constatar que los procesos de democratización tienen una especial fuerza de arraigo y de re-emergencia en ámbitos civilizatorios de sustrato cultural judeo-cristiano, mientras que encuentran graves dificultades en otros ámbitos civilizatorios, religiosos e ideológicos.
El 26 de agosto de 2008 el Subsecretario del Pontificio Consejo para los Laicos de la Santa Sede, el uruguayo Guzmán Carriquiry, recibió el título de “Doctor Honoris Causa” de parte de la Universidad FASTA (Fraternidad Agrupaciones Santo Tomás de Aquino) de Mar del Plata (Argentina). Su significativo discurso se tituló: “A 60 años de la Declaración de los Derechos del Hombre. La cuestión de los fundamentos: entre la tradición jusnaturalista y el relativismo cultural”; se puede consultar en su totalidad en la revista virtual «Fe y Razón», octubre 2008, http://www.feyrazon.org/Revista/FeyRazon27.htm
La igualdad de dignidad básica común
En primer lugar es necesario acordar, como punto de partida esencial, la existencia de una igualdad de dignidad básica común a todos los seres humanos. Esto significa aceptar que no hay personas de “primera clase” y de “segunda clase”: el rico no es más persona que el pobre, el sano no es más persona que el enfermo, el blanco no es más persona que el negro, etc. Cada persona concreta, por el sólo hecho de ser persona, posee una “base” de dignidad que es la misma para cualquier ser humano. Por eso cada persona merece ser respetada por el sólo hecho de ser persona.
Sobre esa “base” común, algunos llegan a crecer enormemente en dignidad. Es fácil reconocer por ejemplo en una Madre Teresa, o en un Mahatma Gandhi, un alto nivel de dignidad, que ellos fueron generando en su vida a través de sus acciones concretas a favor de los demás. Por eso se han convertido en “modelos” para toda la humanidad.
Sin embargo, parecería que otros han quedado sólo en la “base” de dignidad. Pensemos por ejemplo en Hitler. Sus acciones concretas en contra de la dignidad de otras personas, muestran que él no creció en dignidad humana. Incluso alguien podría calificarlo de “infra-humano”. Pero en realidad era una persona y, como tal, también él tenía una dignidad humana “básica”.
Entre ambos extremos nos podemos ubicar nosotros. Cada uno tiene la posibilidad de crecer en dignidad hasta horizontes insospechados (como Madre Teresa o Gandhi); pero cada uno tiene también la posibilidad de disminuir en dignidad hasta horizontes insospechados (como Hitler). Todo depende de cómo vivamos y de las acciones que realicemos con respecto a los demás. Pero ninguna persona puede ubicarse “por debajo” del nivel de dignidad básica común.

La fuente de esa igualdad
El segundo paso de nuestra reflexión consiste en preguntarnos: ¿De dónde proviene esa igualdad de dignidad básica común entre todos los hombres de todos los tiempos y lugares? ¿Cuál es su fuente, su origen? Se puede responder:
a) Es evidente que no puede provenir de un ser de inferior rango que el ser humano, como una piedra, un árbol o un animal.
b) Tampoco puede provenir de un ser humano concreto, porque cualquier ser humano está limitado por las coordenadas espacio-temporales: vive en un espacio determinado y durante un número determinado de años.
c) Entonces se puede plantear, al menos como hipótesis, la existencia de un ser Absoluto Radical, por fuera de las coordenadas espacio-temporales, “sobre-natural”, que pudiera haber creado a todas y cada una de las personas de todos los tiempos y de todos los lugares del planeta. Obviamente, el que es creyente de inmediato pensará que ese Absoluto Radical es el “Dios” de su religión. Pero interesa especialmente destacar que aún el no creyente, el agnóstico o el ateo, que posea una mente desprejuiciada, puede llegar a aceptar al menos la “hipótesis” de la existencia de ese Absoluto Radical, dándole cada uno el nombre que quiera. Dicho de otra manera, cualquier persona puede llegar a aceptar que “si existiera ese Absoluto Radical”, entonces sería como un punto de referencia externo a la humanidad, y ese punto de referencia permitiría explicar la igualdad de dignidad básica común entre todos los seres humanos de todos los tiempos.
Desde esta perspectiva, se podría dar aún un paso más: Yo tengo que respetar la dignidad de cualquier persona humana, porque al respetar la dignidad de esa persona concreta, al mismo tiempo estoy respetando la dignidad de aquel Absoluto Radical que hace que esa persona tenga “básicamente” la misma dignidad que yo.

En la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948 se nota la influencia cristiana en conceptos básicos como “la dignidad innata” de la persona humana, cuando se afirma que está “dotada de razón y conciencia”, cuando se afirma la igualdad de los hombres basada en esa común dignidad, cuando se habla de “derechos imprescriptibles”, cuando se reconocen no sólo los derechos individuales sino también los derechos sociales de cuerpos intermedios como la familia, considerada “base fundamental” de la sociedad y en el que los padres tienen el derecho primario de poder elegir la educación de sus hijos, así como cuando se reconoce el derecho al trabajo y a una justa remuneración (ver: http://www.un.org/spanish/aboutun/hrights.htm).

[+] Seguir Leyendo

EL HAMBRE DE PADRE Y LA BÚSQUEDA DE LA DELGADEZ

“…..si tan solo fuera delgada….”
Los dictámenes y mitos culturales han limitado el rol del hombre, sugiriendo que la madre es importante, pero el padre es sacrificable. En los últimos tiempos, esto ha provocado una pérdida para todos los miembros de la familia. Los niños deben darse por satisfechos estableciendo un vínculo mínimo con su padre, las madres tienen que hacer la mayor parte de la tarea cotidiana que les compete a padres y madres, y los hombres se sienten ineptos e incapaces en esos roles dentro del seno familiar.
La trampa del “…. Si tan solo…”
Cuando se adopta la frase “si tan sólo fuera delgada”, se está tratando de escapar al dolor. Es paradójico que los problemas con los que me topé al tratar con pacientes con desórdenes alimenticios, en realidad, no se debían a problemas de peso u alimentación. Esos son tan sólo los síntomas. Lo que subyace está siempre arraigado en el dolor que causaron relaciones pasadas. La figura paterna es, para muchos, una fuente de desasosiego y añoranza. Las pacientes describen como siempre quisieron complacer a su padre, como siempre sintieron “que no estaban a su altura”, como usaban sus cuerpos para lograr aprobación y afecto o como ahora comen muy poco o demasiado para aplacar su tristeza. Estas mujeres han encontrado una forma aparentemente simple de solucionar su dolor su dolor por esa falta de conexión con su padre. Enuncian frases desesperadas tales como: “si tan sólo fuera delgada”,” si tan sólo pudiera dejar de comer”.
El razonamiento “si tan sólo…”constituye una manera común de expresar nuestros deseos. Queremos explicaciones simples. Asignarles causa y efecto a nuestras situaciones difíciles nos ayuda a encontrarle sentido a la vida y ponerle orden a una existencia usualmente confusa. Nos hace pensar que poseemos cierto control, ya que nos sugiere que haciendo determinada cosa, podemos cambiar otras. Una joven piensa: “Si pierdo peso, papá me respetará y estará orgulloso de mi”. El manejo del cuerpo y la comida es visto como cura, socialmente aceptable, para su hambre de padre.
Debemos recordar que el razonamiento “ si tan sólo…” tiene sentido, particularmente, en el caso de los niños. De hecho, hasta que se alcanza cierto estadio en el desarrollo cognitivo, llamado de las operaciones formales, es natural que los niños piensen en términos concretos y utilicen los patrones de razonamiento basándose en la relación lineal: A causa B que posee la relación “si tan sólo…”.Recién cuando los niños más grandes pueden conceptualizar problemas en forma más compleja, ya no sólo basan sus conclusiones en hachos concretos, sino que comienzan a recurrir a conceptos abstractos.
A pesar de que las personas con desordenes alimenticios pueden ser muy inteligentes, su razonamiento sigue varado en el estadio del
“si tan sólo…”cuando se trata de encontrar soluciones para su angustia o su baja autoestima. No son capaces de reconocer las contribuciones culturales que los llevaron a sentir esto sobre sus cuerpos o sus relaciones interpersonales en la familia. Por representar una vuelta a la simplicidad de la niñez, el razonamiento “si tan sólo…”puede ser cómodo aunque también, peligroso.
Poner el foco en la comida, el peso o el cuerpo, lo que es inherente a la expresión “si tan sólo fuera delgada”, nos ayuda a evitar ocuparnos de la realidad. Simplifica, distorsiona y esconde los problemas subyacentes. Enmascarando el problema real, el razonamiento “si tan sólo…” en realidad prolonga el dolor y la tristeza causada por relaciones disconexas, especialmente con el padre. Evita que tanto el padre como la hija enfrenten sus sentimientos y confronten sus problemas dentro del funcionamiento y la estructura familiar. Toda la culpa del hambre de padre es depositada en el cuerpo de la hija y su apetito por la comida. Promueve la creencia de que si su peso o alimentación cambiaran, la relación con su padre se tornaría más íntima. Aunque ella trate de ganar control siguiendo hasta las últimas consecuencias su razonamiento “si tan sólo...”, sus métodos ignoran las necesidades reales de su cuerpo. Pasará años odiándose por lo que percibe como su propia falta de voluntad y su cuerpo vergonzoso. Los padres o aquellos que aman a alguien con algún trastorno alimenticio tienen su propio conjunto de “si tan sólo…”, “si tan sólo comienza…”, “si tan sólo se quisiera...”. Ellos también deben salir del razonamiento A causa B. Si usted es una persona que tiene algún conflicto con la comida o está tratando de ayudar a alguien que lo tiene, cada vez que se descubre diciendo “si tan sólo…” sepa que usted va por mal camino; está simplificando y en consecuencia esta evitando los problemas subyacentes.
El Padre : un posible antídoto para la fantasía del “Si tan sólo….”
La cultura contribuye de diversas y complejas formas a la existencia de desordenes alimenticios y a la no aceptación de la imagen corporal propia. Históricamente, a la adoctrinado para que se concentre en la apariencia de su cuerpo y altere su imagen para complacer a otros. En la cultura occidental de hoy, la apariencia es considerada como un valor muy importante y estar delgada equivale a ser femenina y bella. Lo que es más, la tecnología se pone al alcance de la mujer para que logre tener el cuerpo “perfecto”. La mayoría de los expertos en trastornos alimenticios ven a estas presiones culturales y tecnológicas, que dictaminan que la mujer debe ser delgada, como la razón más importante que lleva a las jóvenes a hacer dietas y a padecer anorexia y bulimia.
El padre puede actuar de mediador y atenuar el impacto de estos dictámenes culturales. Un padre puede darle a su hija otros mensajes sobre lo que significa la belleza, el amor propio, y la imagen corporal, y estos pueden contrarrestar las fuertes influencias culturales. Se necesita el feedback correctivo de un hombre adulto para equilibrar las presiones culturales sobre lo que significa estar delgada, y ser sensual y exitosa.
Para las jóvenes, el ser delgadas se ha convertido en respuesta para una miríada de incertidumbres que tienen sobre sus vidas e identidades. Durante la segunda mitad del siglo veinte, los roles de la mujer se han expandido dramáticamente. La mujer de hoy accede a profesiones, intereses, y estilos de vida que otrora pertenecían al dominio exclusivo del hombre. Muchas mujeres de mi generación viven vidas muy diferentes a las que se imaginaban que iban a vivir, basándose en las vidas que habían llevado sus madres. Estos cambios revolucionarios han contribuido a crear el desconcierto interno y la duda que hoy se les trasmite a niñas y adolescentes.
La obsesión por la apariencia física y el peso son hoy la forma primaria de combatir dicha ansiedad. La respuesta de “si tan sólo fuera…” para solucionar los conflictos de identidad, el sentimiento de confusión y la escasa autoestima, es más frecuente que el establecimiento de vínculos fructíferos.
Los mensajes positivos de un padre pueden ayudar a que la hija enfrente las dudas que puede tener sobre lo que implica hoy en día ser mujer. Es él que puede ayudar a su hija a escoger sus valores, su identidad y que rumbo le dará a su vida. Si apoya emocionalmente a su esposa y valoriza su trabajo, tanto en el hogar como en el mundo, la madre se insertará en la familia de un modo más positivo y los hijos verán a un hombre y una mujer trabajando juntos y con eficiencia. Cuando el rol del padre es construido la hija no tendrá que asirse a las fantasías del “si tan sólo tuviera un cuerpo perfecto “para sentirse competente y exitosa como mujer y cómoda con su femineidad. Cuando más se halla satisfecho el hambre de padre menos será proclive a aferrarse a los “Si tan sólo” que conducen a la preocupación por la imagen corporal y los problemas alimenticios como solución a su búsqueda de identidad.

[+] Seguir Leyendo

La Orientación Familiar

La Orientación Familiar

Cuando me invitaron a participar del curso me pregunté si realmente era necesario un curso especial para la Familia. Ya existen diferentes técnicas de acceder a los problemas que en la familia se presentan. Los psicólogos, médicos, psicopedagogos, etc. Una vez comenzado el curso entendí que lo que la Orientación Familiar ofrecía era principalmente un diálogo abierto y sincero desde los valores más profundos, intentando una orientación educativa e iluminando senderos.

Es muy importante decir también que para mi la Familia fue, es y será el lugar más sano y seguro donde el ser humano debe desarrollarse. A lo largo de estos últimos años se ha intentado quitarle a la familia la tarea educadora, los niños quedan cada vez más horas en las escuelas, los padres estresados por intentar llegar a un mejor nivel socio-económico, atienden dos o tres trabajos, sacrificando horas y momentos importantes en la vida de los hijos y de su familia.

La sociedad está logrando desarticular la Familia, la herramienta más importante y rica que tenemos para vivir en armonía. Es cada vez más común encontrar padres que se sienten presionados por diferentes situaciones que lo llevan a descuidar y a desconfiar de su capacidad de sacar adelante la familia. Debemos crear leyes que defiendan la posibilidad de un trabajo corto y que madres y padres logren combinar la tarea del trabajo con el hogar. Hay momentos en la vida de la familia que los padres necesitan estar más presentes en Casa, y otros momentos que pueden dedicarse más a las tareas laborales.

Los valores que podemos encontrar y desarrollar en la Familia son la base de mi propia escala de valores. Es así que el sufrimiento de aquel que llega a la consulta por no haber podido llevar adelante a su familia, me conmueve mucho y me motiva para buscar junto a él los recursos que necesita para salir adelante.

Descubrir y despertar la creatividad del otro para que pueda reconocer y cambiar hábitos, rutinas y costumbres que no le permiten desarrollarse, es el objetivo. Y ver que ello es posible es lo que me da fuerza y energía para seguir adelante en esta labor.

¿Qué es la Orientación Familiar?

La Orientación Familiar une a aquellas personas que están interesadas en reflexionar sobre la familia y que desean contribuir desde un ámbito profesional al crecimiento y desarrollo personal y familiar.

Es un modo de intervención donde se identifica y analiza los elementos base que subyacen en el ser humano y le posibilitan enriquecer y fortalecer su vida, personal, familiar y social en aras de su felicidad, para ayudarla a caminar por las distintas etapas de su ciclo evolutivo y ante las dificultades que surjan de sus relaciones.




El Orientador Familiar.

Los cursos se dictan en el CIEF, y se dividen en dos módulos; el primero es de crecimiento personal. Se desarrolla en dos años en los que se llevan adelante diferentes programas que tienen por propósito fortalecer los valores, principios y costumbres que lleve a consolidar a cada uno como persona.

El segundo curso que también se desarrolla en dos años, está ya más enfocado a la temática familiar, intentando proveer información actualizada sobre el modo de asesorar y apoyar acciones que contribuyan a corregir todo aquello que perjudique a la persona como miembro de ese núcleo social o a la familia misma o a sus relaciones con la sociedad.

La función del Orientador Familiar

Orientar a la familia en momentos de confusión. Identificar y analizar los elementos base que subyacen en el ser humano y le posibilitan enriquecer y fortalecer su vida personal, familiar y social.

Conocer y valorar la familia como fuente de desarrollo, y realización personal.
Fomentar formas adecuadas de comunicación e integración familiar, aclarando conceptos de Libertad y de amor. Mediar entre padres e hijos, la pareja u otros familiares que se encuentren relacionados en conflictos sin resolver.
Reestructurar aspectos de las relaciones entre los miembros que amenacen la armonía familiar.
Develar cuales son los motivos de estrés, de perturbación en la vida familiar. Prevenir los conflictos familiares con la formación e información de los padres y de los jóvenes.

Las herramientas que utiliza el Orientador Familiar.

El Orientador Familiar realiza entrevistas personales. En estas entrevistas investiga la problemática y realiza las derivaciones necesarias a psicólogos, médicos, abogados o asistentes sociales. Si encuentra que el problema se puede atender desde la Orientación Familiar continúa con su consulta y convoca a nuevos encuentros con distintos miembros de la familia.

La escucha sencilla y la capacidad empática, ser positivo, el cuidado personal, la alegría, ser discreto, continuar con la investigación y el estudio, coherente en su vida, el servicio, el amor y el respeto al prójimo. Su misión será educar y ayudar al consultante para que inicie un proceso sano de crecimiento.

¿Quién llega al consultorio?

Todas las familias con dificultad en:
La relación entre: pareja, padres e hijos, hermanos, familiares, etc.
Dificultades en la comunicación.
Normas y límites, En la vida social y de convivencia, La Escuela.
Un nuevo sistema familiar, divorcio, nuevos matrimonios, hijos adoptivos etc.

[+] Seguir Leyendo

EL CIEF QUIERE DECIR GRACIAS

Gracias por la entrega, el compromiso, la solidez, la humildad, la tenacidad, y podríamos seguir nombrando todos los valores y en todos ellos encontraríamos las cualidades de Ana María Castillo de Gelsi Bidart.

Poner por escrito lo que en una vida de 90 años se ha hecho por nosotros, por los otros y por todo aquel que se ha puesto en su camino es imposible. Pero no decir nada es dejar pasar una oportunidad de demostrar ¡que se puede!

Fuimos muchas las personas que a lo largo de estos años nos encontramos con Ana María y el Cief, llegamos de diferente forma, unos buscando ayuda, para ellos mismos o para sus familias; otros, desorientados o perdidos, no encontrando un camino por donde encausar sus vidas; otros buscando un lugar donde preparase, ya que habían visto u oído de la obra que allí se realiza, y deseaban aprender y seguir los pasos de quien tan bien lo hacía.
Y nos encontramos con una Casa que no solo servicio y orientación ofrecía, si no que nos invitaba a vivir la vida de la “Sagrada Familia”.

En el Cief, en todos sus cursos, ya sea Orientadora Familiar o Pedagogía, en todos los servicios, Psicología, Jurídica, Administración, Extensión, Comunicación y el excelente servicio de la Secretaría, lo esencial es la persona.
La labor común es potenciar a esa persona ofreciéndole el espacio y las herramientas necesarias para llevar adelante su vida; las mismas herramientas que en su momento Ana María descubrió en sí misma.

Luego junto al padre Richard, el matrimonio Juan Gallinal y Sra. y el matrimonio Federico Soneira y Sra. y el invalorable servicio, y gran aporte del Dr. Adolfo Gelsi Bidart y su Señora Ana María Castillo crearon el CIEF.
Pero Ana María luego tomó sobre sus hombros y llevó adelante con gran fortaleza lo que hoy es el Cief.

Con un gran respeto por el que sufre, se preparó y con gran entusiasmo y sacrificio luchó para hacer realidad esta gran Obra, cuidándola y queriéndola como se quiere a un hijo. Hoy a 43 años de su creación, nos demuestra que con Amor, Entrega, Perseverancia y mucha paciencia, se puede.
Nos dice San Juan capitulo 15;

…”Ustedes no me eligieron a mí, He sido yo quien los eligió a ustedes y los preparé para que vayan y den fruto… Y ese fruto permanezca”
Damos gracias a Dios por haber elegido a quienes fundaron el Cief, y luego es un honor y una alegría el haber sido elegidos para trabajar junto a este equipo de gente que lucha, estudia y confía en la Familia.
Damos gracias a Dios por Ana María, quien supo llevar el Evangelio, sin letra ni discurso sino regalándonos la posibilidad de ir conociendo a Jesús a través de su vida, su actuar, su alegría, sus rezongos, sus aciertos y sus errores, que no los escondía sino que los corregía y nos enseñaba a pedir perdón.
¡Gracias Ana María! Gracias en nombre de todos, por ofrecernos y regalarnos lo mejor de ti. Por permitirnos crecer a tu lado y seguir en el camino que comenzaste.

[+] Seguir Leyendo

CONTÁCTENOS
José Enrique Rodó 2115
C.P. 11.200 Montevideo
Uruguay


Tel.: 2400 0681 - 2409 9790
E-mail: cief@adinet.com.uy